elcomercio.es
Viernes, 25 abril 2014
nuboso
Hoy 8 / 17 || Mañana 12 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El cerebro de El Corte Inglés

LA CLAVE

El cerebro de El Corte Inglés

El centro logístico de la ZALIA complementará al de Valdemoro (Madrid), que abastece a once comunidades y manipula 18.000 paquetes a la hora

19.11.09 - 02:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un hipermercado tiene en sus estanterías alrededor de 15.000 referencias, un supermercado unas 9.000 y un gran centro comercial puede superar el millón en función de su tamaño. La clave para que el cliente encuentre el producto que busca en cualquier momento del día o que la tienda le garantice que se lo suministrará en el menor tiempo posible es la logística, es decir, la organización de la compra, el transporte, el almacenaje y la distribución de los miles de productos que recibe de los proveedores y que se venden al público en las tiendas. Es la parte de la empresa que no ve el cliente y que es el cerebro de una organización como El Corte Inglés que diariamente recibe a millones de personas en sus centros.
El Corte Inglés organiza su estructura logística a través de dos grandes plataformas ubicadas en Valdemoro (Madrid) y Montornés del Vallés (Barcelona). La primera, la mayor de España con más de 300.000 metros cuadrados, distribuye a once comunidades -entre ellas Asturias- y es un megacentro en el que trabajan 3.000 personas y donde se gestiona la relación con más de 30.000 proveedores. Con 400 muelles de carga y descarga y capacidad para gestionar 18.000 bultos a la hora de alimentos y líquidos, las cintas transportadoras suman doce kilómetros y por ellas diariamente circulan miles de productos. Cuando se recibe una petición de una tienda, el ordenador central pone en marcha toda la maquinaria y el pedido se genera automáticamente mediante brazos articulados con el objetivo de que se lleve en palés directamente a los camiones.
En Valdemoro, por ejemplo, se pueden almacenar más de 6 millones de prendas colgadas y los trabajadores se mueven en patines y bicicletas por las grandes distancias que separan los pasillos y naves del complejo.
En el caso de Asturias, de Valdemoro proceden la práctica totalidad de los productos de moda y complementos, deporte, libros y alimentos no perecederos -pescado, carne y parte de la fruta llegan de proveedores locales y de suministradores que operan desde Mercasturias-.
El centro logístico anunciado por El Corte Inglés en terrenos de la zona de actividades logísticas (ZALIA) de Gijón, en una parcela de 112.400 metros cuadrados, tendrá las mismas funciones que el madrileño y abastecerá a los centros e instalaciones de la compañía en la zona Noroeste. Por el momento sólo es un proyecto, una intención que podría sustanciarse en una potente inversión si las condiciones del mercado y el consumo mejoran a lo largo de 2010.
La alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, calificó ayer la noticia de «excelente» y valoró especialmente la apuesta y confianza del presidente del grupo, Isidoro Álvarez, por Asturias y la zona de actividades logísticas. Y destacó que la apuesta es importante también por la confianza que aporta a un proyecto en el que han puestos muchas expectativas el Principado, los ayuntamientos de Gijón y Avilés y los puertos de ambas ciudades.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El cerebro de El Corte Inglés
Centro de El Corte Inglés en Valdemoro. / E. C.
El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.