elcomercio.es
Jueves, 24 julio 2014
sol
Hoy 16 / 32 || Mañana 16 / 32 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Instan Tailandia a prohibir el tráfico de marfil durante la reunión del CITES

Bangkok, 2 mar (EFE).- Grupos conservacionistas instaron hoy a la primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, a prohibir el tráfico de marfil durante la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro, Fauna Salvaje y Flora (CITES) que empieza mañana en Bangkok.
Las organizaciones WWF y TRAFFIC anunciaron la recogida de un millón de firmas para pedir a la mandataria tailandesa que detenga indefinidamente todo tipo de comercio con marfil para acabar con los mercados ilegales en el país.
"Esta es una oportunidad para que la primera ministra Shinawatra ayude a frenar la crisis global del furtivismo y el comercio ilegal, y demuestre el liderazgo de Tailandia en la lucha contra los crímenes contra la vida salvaje", dijo el director ejecutivo de TRAFFIC, Steven Broad, en un comunicado.
"Después de años de permisividad, Tailandia debe captar la atención y cerrar estos mercados que impulsan la caza furtiva de elefantes en África. Esto permitiría al país evitar las posibles sanciones comerciales a las que se enfrenta en esta edición de CITES", añadió el director del programa global de especies de WWF, Carlos Drews.
"Tailandia puede seguir siendo uno de los peores delincuentes o convertirse en un líder de la conservación y el imperio de la ley", insistió Drews.
Las estrategias para frenar el tráfico ilegal de marfil centrarán parte de las discusiones de la reunión de la CITES para frenar la caza furtiva de elefantes, que debido a la demanda de marfil en 2011 alcanzó la cifra récord de 25.000 ejemplares abatidos.
Según los conservacionistas, "las redes del crimen organizado aprovechan las leyes tailandesas que permiten la venta de marfil de elefantes domésticos para blanquear grandes cantidades de marfil africano, obtenido ilegalmente. Gran parte de este marfil es comprado por los turistas extranjeros".
Unos 2.000 delegados de 177 países participarán hasta el 14 de marzo en la conferencia en la que se debatirán 70 propuestas para modificar la protección de especies de fauna y flora.
Entre las más controvertidas por la falta de consenso inicial están las propuestas para prohibir la caza del oso polar y para introducir restricciones a las capturas de cinco especies de tiburón, apreciados por su aleta.
También se discutirá la petición de Ecuador para que se rebaje la protección de la vicuña, especie andina que de los 6.000 ejemplares en los años 1960 se ha recuperado hasta lograr una población de 380.000 solo en Perú.
El CITES es un acuerdo adoptado por 177 países y que desde 1973 regula el comercio internacional de flora y fauna para evitar que este afecte la supervivencia de estas especies. EFE