elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 9 / 26 || Mañana 14 / 22 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Un historiador relata un episodio más de la Guerra Civil más atroz

ÚLTIMAS NOTICIAS DE Tecnología 17:53

Un historiador relata un episodio más de la Guerra Civil más atroz

Badajoz, 26 sep (EFE).- El historiador Francisco Javier García ha abordado en un libro la vida de Manuel Gómez Cantos, mando de la Guardia Civil que ordenó asesinar a más de un centenar de personas hasta 1945, cuatro de ellos pertenecientes a este cuerpo.
En una entrevista con Efe, Francisco Javier García ha explicado que la idea del libro, que se presenta hoy en Badajoz, surge porque uno de estos guardias civiles fusilados era de Arroyo de la Luz (Cáceres), población natal del autor, que se interesó por el tema.
El guardia civil de Arroyo de la Luz murió junto a dos compañeros en Mesas de Ibor (Cáceres), acusado de "cobardía ante el enemigo", en un episodio más de la "espiral de violencia" que Gómez había desencadenado y que ahora se relata en el libro "Manuel Gómez Cantos. Historia y Memoria de un mando de la Guardia Civil".
Los mandos de la Guardia Civil consideraron que con este hecho ocurrido en 1945 Manuel Gómez había ejercido un abuso de autoridad y fue destituido y conducido ante un Consejo de Guerra en Madrid, aunque la pena solo consistió en un año de prisión y una indemnización a las viudas de los guardias civiles.
Detrás había dejado un gran número de asesinatos, pues mandó fusilar a muchos campesinos o enlaces de los guerrilleros antifranquistas, entre otros, la mayoría en el contexto del movimiento de los maquis de postguerra.
Manuel Gómez ejerció casi toda su vida en Extremadura, donde dejó su principal estela de muertes, aunque protagonizó diversos episodios "muy violentos" en Andalucía, después de que Marbella cayera en manos de las tropas nacionales y donde ejerció una violencia "indiscriminada".
Además de los tres guardias civiles que mandó matar en Mesas de Ibor, hizo lo propio con un oficial al cargo de la línea de Don Benito (Badajoz) durante el inicio de la Guerra Civil, en septiembre de 1936.
Tras el Consejo de Guerra de Madrid pidió, mientras estaba en prisión, el retiro voluntario y dejó de estar en activo. Vivió hasta los años 70 en Cáceres, para marchar posteriormente a Madrid, donde fallecería.
Javier García ha explicado que no ha podido hablar con los familiares de Manuel Gómez, aunque recuerda que tuvo muchos problemas con su familia, y supuestamente un hijo le llegó a retirar la palabra tras el suceso de Mesas de Ibor.
Sí ha hablado con los familiares de los tres guardias civiles fusilados, que lucharon para que en 2005 el Boletín Oficial de la Defensa reconociera que los agentes no murieron por cobardía, rehabilitando así sus figuras.
El libro se presenta hoy en Badajoz, en un acto organizado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX). EFE
1011213
CONDICION:CYT,CIENCIA,%%%,%%%


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.