El Comercio

Oviedo, 18 oct (EFE).- El Gobierno del Principado ha iniciado hoy con responsables y técnicos de cerca de una treintena de ayuntamientos la elaboración del Libro Blanco de Participación Ciudadana, uno de los compromisos de la Consejería de Presidencia a para esta legislatura.

El objetivo pasa por impulsar la implicación de la sociedad en la definición de las políticas públicas y por fomentar un modelo de democracia participativa, según informa la Consejería en un comunicado.

Desde la Dirección General de Participación Ciudadana se ha solicitado la colaboración de las entidades locales tanto para que aporten iniciativas y experiencias, como para el refuerzo a la divulgación de la iniciativa.

El documento contendrá la hoja de ruta y las líneas estratégicas que orientarán la acción del Gobierno en materia de participación ciudadana y, al mismo tiempo, servirá de base para la redacción de un futuro anteproyecto de Ley de Participación Ciudadana.

La norma autonómica abordará, entre otros asuntos, la regulación de los grupos de interés, el desarrollo de las competencias autonómicas en materia de participación, y el impulso de la colaboración entre las asociaciones y plataformas ciudadanas y las instituciones.

Además de la participación de los municipios, también está prevista la apertura de espacios a las aportaciones de la ciudadanía y de asociaciones y expertos.