El Comercio

Oviedo, 18 oct (EFE).- El fiscal solicita que se condene a cada uno de los dos acusados a 4 años de prisión por tráfico de ketamina, que recibieron por envío postal desde México y que fue incautada tras una entrega controlada por la Guardia Civil.

La vista oral del juicio a esta pareja residente en Gijón está señalada para mañana, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, a las 10:30 horas, informa la Fiscalía del Principado de Asturias.

El 11 de mayo de 2015, agentes de la Guardia Civil de servicio en la Aduana del Aeropuerto Adolfo Suárez, de Madrid, detectaron un envío postal que contenía frascos con una sustancia líquida en su interior, que una vez analizada por el laboratorio de la Aduana dio como resultado positivo a ketamina.

Como remitente del paquete figuraba el hombre, en México, y como destinatario la acusada, con domicilio en Gijón.

El administrador de la Aduana solicitó del Juzgado de instrucción número 38 de Madrid autorización para proceder a la entrega vigilada del envío.

Así, el 19 de mayo, agentes de la Guardia Civil introdujeron en el buzón de la acusada el aviso de llegada del paquete, que quedó bajo custodia policial en dependencias de Correos del Centro Comercial Los Fresnos, de Gijón.

A las 21:50 horas del 20 de mayo, los dos acusados acudieron a retirar el paquete, momento en el que fueron detenidos.

El paquete contenía 19 frascos de cristal con ketamina, con un peso total de 361,80 gramos y un valor de 16.642 euros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública del artículo 368 del Código Penal, relativo a sustancias que causan grave daño a la salud.

Además de la pena de cárcel, el fiscal pide para la pareja una multa de 30.000 euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día por cada 100 euros impagados, y abono de las costas procesales.

Se solicita igualmente el comiso y destrucción de la droga intervenida.