El Comercio

Oviedo, 18 oct (EFE).- La Fiscalía de Área de Gijón solicita una pena de seis meses de prisión a un conductor acusado de atropellar a un ciclista tras haber ingerido alcohol.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 19:20 horas del 4 de abril de 2015, el acusado conducía por la carretera AAS-266, en Gijón, con sus facultades disminuidas a consecuencia de una previa ingestión de alcohol, lo cual mermaba considerablemente su capacidad para manejar el vehículo, así como aumentaba el tiempo de reacción ante acontecimientos, con pérdida de reflejos y de capacidad visual.

En un momento dado, a la altura del punto kilométrico 17,850, efectuó un cambio de dirección hacia la derecha, invadiendo el carril izquierdo y arrollando a un ciclista que transitaba por la misma vía de manera correcta a bordo de una bicicleta.

La Guardia Civil realizó la prueba de alcoholemia al acusado, que arrojó un resultado de 1,34 miligramos de alcohol por litro de aire espirado a las 19:46 horas y de 1:43 miligramos de alcohol por litro de aire espirado a las 20:04.

Además, presentaba olor a alcohol, rostro enrojecido, ojos brillantes y enrojecidos, habla pastosa, habla repetitiva, deambular titubeante y movimientos oscilantes en la verticalidad del cuerpo.

A consecuencia del atropello, el ciclista sufrió diferentes lesiones, que precisaron inmovilización ortopédica del hombro izquierdo y tardó en curar 45 días y le quedaron varias secuelas.

Los daños ocasionados en la bicicleta ascendieron a 136 euros y los efectos que portaba el ciclista a 79,86 euros.

El acusado tiene antecedentes penales computables a los efectos de reincidencia, ya que fue condenado en 2011 por un delito contra la seguridad vial, en su modalidad de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, a la pena de multa de 6 meses y privación de conducir durante 1 año y 4 meses.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la seguridad vial, en su modalidad de conducción etílica del artículo 379.2 del Código Penal, en relación con el artículo 379.1, en concurso con un delito de lesiones imprudentes del artículo 152.1.1º y 4º, en relación con el 147, con la agravante reincidencia.

Además de la pena de prisión, el fiscal solicita que se condene al acusado a la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores durante 48 meses, así como al pago de las costas procesales y el abono, de forma conjunta y solidaria con la compañía de seguros, de una indemnización al ciclista de 2.700 euros por las lesiones sufridas y de 216 euros por los daños en la bicicleta y sus accesorios, y al Sespa en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia en concepto de gastos médicos.

La vista oral está señalada para mañana, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón, a las 10:30 horas, informa la Fiscalía del Principado de Asturias.