El Comercio

Oviedo, 18 oct (EFE).- El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha expresado hoy la "plena sintonía" del Principado con el Ministerio de Justicia en el objetivo de la modernización de la justicia, y ha considerado que el planteamiento ministerial que apuesta por ir caminando hacia un solo sistema procesal en toda España, al que las CCAA se puedan adherir, es "ambicioso".

Así lo ha expresado en declaraciones a los periodistas al inicio de la reunión de la Comisión Permanente del Comité Técnico Estatal de la Administración Judicial Electrónica (CTEAJE), presidida por la secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés.

Sánchez-Cortés ha apuntado que, pese a que ha habido inversión y medios en materia de justicia, quizás se ha fallado en "poner los medios en común, organizarnos mejor y cooperar, cada una con el respeto máximo a las competencias que tiene atribuidas", algo en lo que, ha asegurado, ahora están trabajando muchísimo las administraciones.

Así, ha abogado por trabajar con "mayor coordinación", porque los "recursos son siempre limitados".

Ha precisado que el Ministerio tiene implantada la justicia digital en todas las capitales de provincia, lo que implica que la tramitación acaba con la firma por parte del juez o magistrado con la transmisión de la sentencia al libro electrónico y la notificación hacia fuera mediante el Lexnet.

"Ese es el gran salto que hay que dar", ha indicado Sánchez-Cortés, quien ha considerado que el Principado está trabajando "activamente" con un equipo "magnífico", con la intención de que la justicia sin papeles llegue "cuanto antes" a la comunidad autónoma.

Para acometer el cambio, la secretaria de Estado ha indicado que existen dos maneras de articular la colaboración entre CCAA y Ministerio que se centran en ceder el desarrollo y las aplicaciones y la administración va adelante con esas cesiones, o el Ministerio presta el servicio, lo que favorece las sinergias y el acercamiento entre las distintas maneras de trabajar de las oficinas judiciales y de los juzgados, con una contraprestación por esos servicios.

Ha advertido de que "quizás no hay que establecer un molde único" para todas las CCAA, sino dar la posibilidad de valorar la fórmula más idónea para cada uno de los territorios.

En cuanto a la financiación para la implantación del sistema digital en la justicia, ha enfatizado que desde 2015, en un momento de crisis económica y de dificultades presupuestarias, ha sido posible introducir en los presupuestos generales del Estado una parida de 6 millones de euros.

Sánchez-Cortés ha reconocido que la mejora de los tiempos de los procesos judiciales es una de las "mayores demandas sociales" que hay en España, y ha precisado que simplemente con la implantación de las comunicaciones electrónicas en un proceso ordinario se han reducido de 60 a 19 los días empleados en notificaciones.

Por su parte, Guillermo Martínez ha manifestado que el Principado está "funcionando" con los plazos que marca el Ministerio, con el que ha reiterado que está de acuerdo de forma "plena y absoluta" en cuanto al proceso de modernización de la justicia.

Se ha congratulado de que exista un avance "muy importante" con la inversión de 1,3 millones de euros por parte del Gobierno regional en la administración de justicia dedicados a medios tecnológicos para acabar de equipar en 2016 con doble pantalla a todo el personal que compone el servicio, más de 1.300 trabajadores.

A partir de ahí, ha anunciado el objetivo de seguir avanzando, entre otros aspectos con el expediente digital.

El consejero de Presidencia ha informado de que a partir del 1 de enero del próximo año Asturias pondrá en marcha una experiencia piloto en los juzgados de Mieres con un plan integral que consistirá en el "paquete completo en cuanto a firma digital y el resto de elementos tecnológicos".

En España, ha agregado que hay nueve sistemas procesales diferentes, algunos de ellos utilizados por otras comunidades autónomas que tienen problemas de incompatibilidades entre sí, mientras que Asturias ha optado por una apuesta "inteligente" que consiste en "seguir" al Ministerio y tener los mimos sistemas procesales que este organismo.