El Comercio

Oviedo, 18 oct (EFE).- El ex secretario del Ayuntamiento de Teverga, Isidro Suárez, ha afirmado hoy que hubo "un plan predeterminado" para contratar a la hija del alcalde socialista de Teverga, Belarmino Álvarez, quien se enfrenta a ocho años de inhabilitación por un supuesto delito de prevaricación.

Suárez ha declarado en la vista oral celebrada hoy en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo contra Álvarez, que ha reiterado su inocencia ante el juez al insistir en que firmó una resolución elaborada por el secretario municipal y que por ello considera que se ajusta a la legalidad.

"No soy jurista, sólo firmé", ha recalcado el ex alcalde, que ha asegurado que no le dijo a su hija que el Ayuntamiento iba a contratar a un ingeniero técnico forestal, ya que, según ha aseverado, en su casa no se habla de cuestiones municipales.

El testimonio del secretario ha sido avalado por el Ministerio Fiscal, que sostiene que el acusado, en su condición de alcalde-presidente del Ayuntamiento, y con la intención de favorecer a su hija a fin de que ésta se beneficiara obteniendo una beca para la realización de prácticas no laborales durante seis meses dictó resoluciones, restringiendo injustificadamente las posibilidades de acceso de otros posibles candidatos.

Así, según el fiscal, "contraviniendo los principios de igualdad y publicidad en el acceso a un empleo público", dictó una resolución el 26 de agosto de 2013 aprobando las bases reguladoras del "proceso selectivo para la provisión de becas y contratos del programa de primera experiencia profesional-prácticas profesionales no laborales de jóvenes titulados con compromiso de contratación".

En el apartado 2 estableció que la selección se realizará por medio del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias, que remitirá los candidatos disponibles en la Oficina de Empleo de Teverga para los perfiles ocupacionales demandados.

De esta forma, se suscitaba la posibilidad de considerar que el proceso selectivo se restringía a los inscritos en esa Oficina de Empleo.

Con posterioridad, sin justificación ni motivación suficiente, dictó una resolución el 10 de septiembre de 2013 acordando solicitar al Servicio Público de Empleo "un ingeniero técnico con la especialidad en Forestal", que era precisamente el título del que disponía su hija.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de prevaricación del Código Penal y solicita que se condene al acusado a 8 años de inhabilitación especial para el cargo de alcalde o concejal, junto con el abono de las costas procesales.

Por su parte, el letrado de la acusación particular, en defensa del Ayuntamiento de Teverga, ha acreditado las declaraciones del secretario, al ser un funcionario, frente a las de los otros testigos, que deben su puesto al regidor o al partido.

Entre los "reproches" del fiscal, ha señalado que no había justificación para la contratación de un ingeniero técnico forestal, que el contenido de la resolución es su "responsabilidad" y que no puede "escudarse" en el secretario.

También ha criticado que durante el año que estuvo la hija del alcalde trabajando en el Ayuntamiento fuera supervisada por un persona que no tenía conocimiento en las técnicas forestales.

La acusación particular ha apuntado que en un principio "no pidieron de cara" un ingeniero técnico forestal y solo un ingeniero técnico "porque podría ser demasiado evidente".

Ha asegurado que hubo "manipulación" al introducir en el expediente de la hija del alcalde una acreditación de un máster que se selló dos meses después del proceso de selección.

Manuela Fernández, técnica del Ayuntamiento de desarrollo local, ha indicado que fue el alcalde el que le apuntó que tenía que ser forestal cuando el servicio de empleo pidió que concretase qué tipo de ingeniero técnico precisaban.

Por su parte, el abogado de la defensa ha subrayado que el secretario municipal no denunció los hechos cuando tuvo conocimiento de ellos.

La concejal del Ayuntamiento de Teverga Montserrat García ha apoyado la versión del alcalde de que la decisión de contratar a un ingeniero técnico forestal partió del equipo de gobierno, sin que hubiese ningún tipo de presión por parte del regidor.

Ha apuntado que el secretario municipal "no mostró ningún tipo de reparo sobre nada" cuando fue miembro del jurado en la adjudicación de la plaza a la hija del alcalde y que en el Ayuntamiento no se tomaba ninguna decisión sin consultarle.