El Comercio

Ponferrada , 18 oct .- Los trabajadores del pozo Salgueiro, en Torre del Bierzo (León), pertenecientes al grupo Unión Minera del Norte S.A. (UMINSA), regresan desde hoy, y de forma progresiva, al tajo después de que la compañía haya decidido suspender el ERE que afectaba a 125 mineros.

Así lo ha transmitido la compañía al comité de empresa después de que Endesa haya decidido comprar este mes de octubre 18.000 toneladas de carbón para la térmica de Compostilla.

Pero sobre todo por la decisión del Gobierno central de modificar la orden de ayudas al carbón nacional, con una subvención de diez euros por tonelada y la previsión de que en noviembre se paguen las ayudas de 2016.

El presidente del comité de empresa, Jorge Díez, ha asegurado a Efe que hay "moderada satisfacción" entre la plantilla, ya que de momento servirá "para salir del bache", aunque matiza que tampoco es la solución definitiva.

"Hay que recordar que es una ayuda vinculada al cierre", aclara Díez.

Ha añadido que para que haya futuro será necesario que "Compostilla siga comprando carbón", ya que UMINSA ya ha dejado claro que si se suspende en los próximos meses la venta de mineral será necesario hacer un nuevo ERE.

De momento los 125 trabajadores del pozo Salgueiro deberán estar incorporados a sus puestos de trabajo antes del 1 de noviembre.