El Comercio

Avilés, 18 oct (EFE).- La consejera de Servicios y Derechos Sociales de Asturias, Pilar Varela, ha fijado hoy como los dos retos que tiene ante sí la empresa pública Viviendas del Principado (Vipasa) atender a la población mayor, donde existen iniciativas como la del cohousing, y a las personas sin hogar donde ya se pone en marcha el proyecto Housing First.

"Estamos celebrando veinticinco años de Vipasa, de gestión de la vivienda pública en la que Asturias es la segunda comunidad autónoma con el mayor parque de viviendas y estamos muy orgullosos de su trabajo", ha declarado la consejera, que ha inaugurado en Avilés las jornadas tituladas "De la exclusión residencial a la inclusión social. Dudas y respuestas de los agentes públicos de vivienda social", organizadas por la Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo (AVS).

Algunas de las más novedosas estrategias de vivienda social que los gestores abordarán en estas jornadas están siendo ya estudiadas para su puesta en marcha.

Es el caso del conocido como cohousing, una iniciativa consistente en el desarrollo de parques de viviendas privadas con zonas comunes cuya planificación y gestión es llevada a cabo por sus propios habitantes.

Está especialmente dirigido a colectivos de mayores de 50 años, y entre sus fines se encuentra la promoción del envejecimiento activo.

"Un reto es el envejecimiento y el final de un modelo de vivir aislados y en residencias, y en ese sentido todas las experiencias de cohousing, tanto de fuera de España como de dentro, son nuevas reflexiones, porque tenemos que pensar cómo envejecemos con autonomía", ha subrayado Pilar Varela.

Otra de las estrategias que serán objeto de análisis es la denominada como Housing First, que en Asturias está siendo implantada por Rais Fundación, con la colaboración de los ayuntamientos de Avilés, Oviedo y Gijón.

Esta iniciativa está dirigida a personas con especiales dificultades para acceder a la vivienda, que lleven cinco años en la calle, y se implantará en los próximos días en varias casas en cada una de las tres principales ciudades asturianas.