El Comercio

Oviedo, 19 oct (EFE).- La Fiscalía solicita la imposición de una multa de 2.700 euros a un hombre acusado de arrastrar a un perro atado a un coche en Tineo y de tener a otros dos en malas condiciones higiénico-sanitarias.

Los hechos, que se han juzgado hoy en el Juzgado de Instrucción de Tineo, ocurrieron el 16 de septiembre de 2015.

Según la acusación del Ministerio Público, el acusado, después de localizar a su perro grifón "Pinto", que se había escapado, ató al animal con una cuerda, sujetando el otro extremo a la defensa de su vehículo.

A continuación, inició la marcha en dirección a la perrera pero, en vez de ir por el camino más corto (estaba a unos 400 metros), para "escarmentar" al animal, fue por otro en que la distancia era poco más del doble, en concreto, 820 metros.

Durante el trayecto, añade la Fiscalía, el animal perdió la estabilidad pero el acusado continuó con la marcha hasta llegar a la perrera, donde dejó al perro.

Además de "Pinto", el acusado posee otros dos perros, "Nube" y "Luna", que tenía para cazar pero que, al haberle sido retirada la licencia de armas al acusado, se encuentran de forma permanente en el interior de la perrera, sin salir en ningún momento, ni para hacer ejercicio ni para limpiar el interior del habitáculo, lo que ha desembocado en que los animales tengan un gran estado de ansiedad, estén muy sucios y en unas condiciones higiénico-sanitarias muy malas.