El Comercio

Gijón, 19 oct (EFE).- Los expertos que han participado en el Congreso Mundial de Bioética celebrado durante tres días en Gijón han pedido de forma "urgente" un pacto de Estado para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género.

Ésta es una de las conclusiones leídas durante la clausura del noveno congreso que ha reunido a más de 550 personas y que este año ha versado sobre la violencia contra las mujeres.

El escrito de conclusiones recoge la necesidad de abordar esta problemática como una"cuestión de Estado", ya que afecta a toda la sociedad y conculca derechos humanos.

Asimismo, los expertos han defendido que se incorpore la perspectiva de género en la redacción de las leyes y que el sistema judicial asuma la aplicación de la misma, además de pedir la creación de unidades forenses especializadas para la atención de las víctimas.

Han exigido, por otro lado, un sistema educativo que apueste e invierta en la coeducación y el desarrollo de programas de atención psicológica para las adolescentes y jóvenes que sufren este tipo de violencia.

En el acto de clausura, ha participado el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, que ha mostrado el "apoyo absoluto" del Gobierno del Principado con las víctimas de una violencia que debe "avergonzarnos como sociedad".

Por su parte, el presidente del comité científico de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), organizadora del evento, Marcelo Palacios, ha afirmado que el congreso ha servido para lanzar "un grito sereno" contra esta lacra social.