El Comercio

Madrid, 19 oct (EFE).- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente trabaja en una modificación del real decreto sobre las exigencias para los barcos que practican paros temporales con ayudas públicas, con el fin de "aclarar" las dificultades que ha criticado el sector.

El secretario general de Pesca en funciones, Andrés Hermida, ha declarado a la prensa, durante el III Congreso Nacional del Atún, que el Ministerio va a comprobar "cuales han sido las anomalías" y va a cambiar la normativa para clarificar los requisitos que determinan que armadores y marineros cobren dichas ayudas.

La patronal de armadores Cepesca ha solicitado un cambio en el real decreto, porque considera que el actual es inviable técnicamente, lo que en la práctica ha supuesto el rechazo de la mayoría de los expedientes de petición de subvenciones presentados por el sector en Andalucía, Cataluña y Baleares.

En concreto, los armadores se han referido a la exigencia de que los barcos arrastreros y cerqueros mantengan encendidos sus dispositivos de localización VMS (seguimiento de ruta por satélite), conocidos como "caja azul" durante todo el tiempo de sus paradas.

Hermida ha señalado que ese requisito "no es un antojo de la Administración", porque por la "historia" de las paradas temporales, así como por auditorías del Tribunal de Cuentas se ha comprobado que la "caja azul" es una forma de controlar que el buque está en el puerto y en el punto en que se localiza.

No obstante, el Ministerio estudiará situaciones como la parada de ese dispositivo, por agotamiento de baterías, lo que tendría una "justificación técnica".

También examinará si un barco debe moverse por razones como obras de soldadura a un astillero.

El Ministerio quiere tratar "en qué circunstancias" se pueden otorgar las ayudas, para que beneficien "al número mayor posible de armadores" y solventar las eventuales "deficiencias".

"No vamos a eliminar la caja azul, pero puede haber cuestiones en las que puede no funcionar", ha añadido.

En cuanto a la inmovilización obligatoria del barco, Cepesca ha reclamado que se permitan también los desplazamientos para el mantenimiento o la puesta a punto de las embarcaciones; ahora solo se autorizan por razones de seguridad.

El secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha añadido que la regulación actual está causando "un problema serio" al sector, por lo que ha pedido al Ministerio que "recapacite" y busque alternativas a ese sistema de control.