El Comercio

Oviedo, 19 oct (EFE).- Un informe de la Sindicatura de Cuentas subraya que el ejercicio pasado "empeoró" el grado de rendición de cuentas de las entidades locales asturianas, según ha informado hoy esta entidad.

En concreto, apunta que el número de entidades locales que ha rendido sus cuentas anuales de 2015 dentro del plazo fue de 107, esto es, un 72,8 por ciento del total, frente al 81 por ciento del ejercicio anterior, interrumpiendo la tendencia de paulatina mejora registrada en los últimos cinco años.

El resultado no es satisfactorio, según la Sindicatura, por lo que cree necesario seguir insistiendo en el trabajo que ha venido realizando, siendo más necesario que nunca el concurso del personal técnico y de los responsables políticos de las propias entidades locales.

También pide el apoyo de la Federación Asturiana de Concejos, la Federación Asturiana de Parroquias Rurales y el Colegio de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de Asturias.

Por tipos de entidades locales, se debe destacar el dato de las parroquias rurales, cuyo grado de cumplimiento es muy elevado (97,4%), si bien no alcanza el 100 %, como en el ejercicio anterior y la Sindicatura señala que la única que no ha rendido las cuentas de 2015 es Zarréu.

En los ayuntamientos se baja con respecto al año anterior (78,2%, frente al 89,7% de 2014).

Hasta 17 ayuntamientos no han rendido sus cuentas de 2015 en plazo: Allande, Bimenes, Cangas de Onís, Carreño, Grandas de Salime, Laviana, Lena, Llanes, Mieres, Piloña, Ponga, Ribadedeva, Salas, Teverga, Villanueva de Oscos, Villaviciosa y Villayón.

De los 61 municipios que sí han rendido sus cuentas en plazo, más de la mitad lo han hecho en la última semana y sólo un municipio (Nava) rindió en agosto.

Las mancomunidades y los consorcios presentan un nivel muy bajo de cumplimiento, 17,6% y 38,5%, respectivamente.

Las mancomunidades incluso han empeorado con respecto al ejercicio anterior y en ambos tipos de entidades hay varias sin actividad, por lo que debería revisarse su propia razón de ser.

En las mancomunidades sería recomendable acelerar la extinción de aquéllas que hayan iniciado dicho proceso.

La Sindicatura de Cuentas destaca una vez más que la rendición de cuentas es una exigencia legal y democrática ineludible, la cual debe ser completada con el cumplimiento puntual del deber de colaboración ante cualquier requerimiento o petición de documentación y con el formato que en cada caso se exija.

Se recuerda que la Sindicatura de Cuentas está facultada por ley para imponer multas coercitivas a los entes públicos cuando incumplan algunas de sus obligaciones de rendición o colaboración, así como cuando planteen cualquier obstrucción a la función fiscalizadora.

Hasta el momento no se ha iniciado ningún expediente, pero no se pueden descartar cuando otras medidas previas sean ineficaces o insuficientes.

En otro ámbito, de forma compatible con lo anterior, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas podrá retener la participación en tributos del Estado de las entidades locales que no rindan sus cuentas anuales.

Finalmente, la Sindicatura de Cuentas también recuerda que los presupuestos de las entidades locales para el próximo ejercicio, como marco general de planificación y gestión económico-financiera, deben ser tramitados en los plazos previstos legalmente y, en todo caso, aprobados de manera definitiva antes del 1 de enero de 2017.