El Comercio

Oviedo, 19 oct (EFE).- El Consejo de Gobierno del Principado ha aprobado hoy un gasto de 27,1 millones de euros para proyectos relacionados con la inserción laboral de más de 3.600 desempleados y personas con especiales dificultades para encontrar trabajo.

Según ha concretado el portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez, al término de la reunión semanal del Ejecutivo asturiano, 18,1 millones se destinarán a la contratación de más de 1.300 parados por parte de los ayuntamientos, otros siete millones para la organización de 170 cursos formativos para 2.000 personas y dos millones más para apoyar la contratación indefinida de 300 personas con alguna discapacidad.

En cuanto a la primera línea de actuación con los ayuntamientos, la ejecución de los planes locales de empleo, dirigidos a parados de larga duración y personas con riesgo de exclusión social, tendrá una partida superior a los 9,7 millones.

Según Martínez, se ha hecho un esfuerzo muy importante desde el Gobierno y con la Federación Asturiana de Concejos para ofrecer la mayor de las garantías y evitar las reclamaciones judiciales que se produjeron en las últimas convocatorias.

Aunque el número de contratos dependerá de los consistorios que soliciten la subvención y de la categoría profesional de las personas beneficiadas, se prevén unas 700 contrataciones, frente a las 555 que se cerraron en la última convocatoria.

El portavoz del Gobierno ha asegurado que se han recogido para esta nueva convocatoria gran parte de las cuestiones que desde los municipios se pusieron sobre la mesa para dar mayor seguridad jurídica a estos planes locales de empleo.

Así, de forma pionera en España, se incorporará un itinerario personalizado de empleo para cada participante que se combinará con las medidas de reactivación laboral que realice en el ayuntamiento.

Durante los seis primeros meses, los beneficiarios desarrollarán la actividad laboral en los consistorios y posteriormente, combinarán el trabajo con la orientación laboral que recibirán en las oficinas del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (Sepepa).

Finalizada la actividad laboral, seguirán desarrollando los itinerarios personalizados para la búsqueda de trabajo.

Otra de las novedades consiste en que los ayuntamientos presentarán, junto con la solicitud de la convocatoria, una programación de obras y servicios que seguirá en la ejecución de los planes locales de empleo.

Además, la Consejería de Empleo, Industria y Turismo ha ampliado el plazo para suscribir los contratos hasta marzo de 2017, en lugar de establecer como tope el 31 de diciembre de este año.

Los ayuntamientos dispondrán así de más tiempo para los procesos de selección de personal y para suscribir los contratos, cuya conclusión podrá prolongarse hasta marzo de 2018, sin exceder el año de duración.

Junto a los planes locales de empleo, el Principado ha autorizado hoy subvenciones por 900.000 euros para sufragar los costes laborales de los técnicos de empleo y desarrollo local.

Estos fondos permitirán la contratación de 39 profesionales, según Martínez, que ha incidido en que otros dos millones de euros se van a destinar a apoyar la celebración de contratos de trabajo en prácticas para desempleados menores de 25 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil durante un periodo máximo de un año.

En la convocatoria anterior se subvencionaron 168 y está previsto que en esta ocasión se alcance un número similar de contrataciones, según el consejero.

Para el Programa Actívate, destinado a unos 490 desempleados de larga duración, se ha autorizado un gasto de 5,3 millones de euros con los que conceder ayudas a las acciones de formación en alternancia con el empleo que permitan a sus participantes obtener una cualificación profesional y las habilidades necesarias para su inserción en el ámbito laboral.

El Consejo de Gobierno ha aprobado otro bloque de ayudas a la formación y al empleo por importe de siete millones de euros para la la organización de 170 cursos formativos de los que se beneficiarán unos 2.000 parados de larga duración y colectivos con mayores dificultades de inserción laboral.

Por último, otros dos millones subvencionarán a empresas radicadas en el Principado por la contratación indefinida de desempleados con discapacidad, programa del que se beneficiarán unas 300 personas.