El Comercio

Oviedo, 29 nov (EFE).- El Ayuntamiento de Oviedo y la Cruz Roja activaran a partir del próximo jueves el proyecto Ola de Frío que está dirigido para atender a personas que por motivos personales rehúsan alojarse en centros de acogida y, excepcionalmente, a los que pernoctan en "casas" que no reúnen condiciones de seguridad térmica suficientes durante la época invernal.

Una ambulancia con dos técnicos voluntarios de Cruz Roja, acompañada por un coche con una patrulla policial, recorrerán las calles de la ciudad aquellas noches en que la temperatura o la sensación térmica sean inferiores a 5 grados.

Este personal facilitará mantas y bebidas autocalentables a las personas que se encuentren pernoctando en la calle y que no deseen ser alojadas en los recursos habilitados a tal efecto (albergue, centro de encuentro y acogida, centro "calor y café"_).

Los Servicios Sociales cooperarán en esta acción facilitando a Cruz Roja información sobre lugares de pernocta de personas sin hogar que pudieran conocer, y trasladando al equipo de educación de calle de Cáritas la información recabada cada noche para que realicen acercamientos a primera hora de la mañana a aquellas personas que fueron atendidas horas antes por el dispositivo Ola de Frío.

La finalidad de este trabajo de educación de calle será la de apoyar e informar a las personas destinatarias del proyecto.

En la campaña 2015-2016 se realizaron 19 atenciones (9 a mujeres y 10 a hombres).

Hay que tener en cuenta que el número de atenciones es superior al número de personas atendidas, pues algunas de estas personas son visitadas cada vez que se activa el dispositivo.

En total, entre los meses de diciembre y marzo, Cruz Roja repartió 18 bebidas autocalentables y 7 mantas y la mayor parte de las atenciones se llevaron a cabo en el mes de febrero.