El Comercio

Oviedo, 29 nov (EFE).- La Fiscalía del Principado solicita la condena de cinco años de prisión para cada uno de los dos acusados de intentar introducir heroína en Asturias desde Salamanca, cuya droga fue interceptada por la Guardia Civil en Campomanes en diciembre de 2015.

La vista oral está señalada mañana, 30 de noviembre, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, a las 10.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que los acusados se conocieron con motivo de su estancia en régimen preventivo en el centro penitenciario de Villabona, y que una vez en libertad, ambos acusados, se pusieron de acuerdo para adquirir y trasladar una partida de heroína desde Salamanca hasta Gijón.

De esta forma, el día 3 de diciembre de 2015, uno de los acusados transportó materialmente la droga a bordo de un vehículo, siendo interceptado en el kilómetro 68 de la N-630 en Campomanes.

La sustancia ocupada, 201,04 gramos de heroína, con una riqueza del 30,7%, iba alojada en un hueco preparado, en el filtro del aire del vehículo.

El otro acusado llevó a cabo labores de vigilancia y control, verificando la supuesta inexistencia de controles para asegurar la adecuada recepción de la droga en su destino.

Para ello viajaba en otro coche unos minutos por delante del vehículo de su compañero.

Los acusados, tanto los días previos como el mismo día 3 de diciembre de 2015, se mantenían en constante contacto telefónico. Ambos permanecen en prisión preventiva.

En la fecha de los hechos, el precio del gramo de heroína era de 59 euros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en forma de sustancias que causan grave daño a la misma, del Código Penal.

Solicita que se condene a cada uno de los acusados a 5 años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena y multa 35.600 euros, con un día de privación de libertad en caso de impago, junto con el pago de las costas procesales.