El Comercio

Oviedo, 29 nov (EFE).- El Tribunal Supremo (TS) ha admitido el recurso de casación interpuesto por el Gobierno asturiano contra las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) que anulan los decretos que regulaban la enseñanza de religión en primer curso de Bachillerato y en Primaria.

El alto tribunal, que ha atendido así la petición del Ministerio Fiscal de estimar el recurso, ha desestimado a su vez la reclamación tramitada por el cauce especial de protección de los Derechos Fundamentales de la Persona por el Arzobispado de Oviedo.

En el caso del currículo de Bachillerato, anulado por el TSJA al no fijar el Principado una alternativa a la clase de religión, el Principado consideró que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) no alude expresamente a la necesidad de incluir una asignatura de tal naturaleza en primero de Bachillerato.

El Gobierno también recurrió en el caso del fallo relativo al contencioso administrativo interpuesto por el sindicato ANPE contra el decreto por el que se regula y se establece el currículo de la Educación Primaria cuya sentencia anula el anexo que fijaba en seis el número de horas de clase de religión en esa etapa.

Para el Gobierno, el trato de dicha materia con respecto a otras equiparables es homogéneo ya que es evaluable, es de oferta obligada (aunque de libre elección) y cuenta con una carga horaria que permite el adecuado desarrollo del currículo.

Según el Ejecutivo, los decretos cumplen con lo establecido en la LOMCE y el Real Decreto que permite impartir el currículo sin afectar a los derechos fundamentales y los horarios son una competencia de la comunidad autónoma.