El Comercio

Oviedo, 29 nov (EFE).- La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) celebrará mañana martes la vista de apelación sobre la condena a doce años de prisión y trece de destierro que un tribunal con jurado impuso a Florente Hernández por el asesinato de Francisco Jiménez "El Nano".

El jurado encargado de decidir la suerte de Florente Hernández, acusado de matar en Avilés el 24 de julio de 2013 a Francisco Jiménez "El Nano", le consideró culpable de un delito de asesinato con alevosía con las atenuantes de dilación del proceso y confesión, dado que entregó el arma del crimen.

El jurado dictó el fallo el pasado 27 de mayo y la sección tercera de la Audiencia Provincial le condenó el pasado 13 de junio a doce años de cárcel y a 13 de destierro, mientras que otros dos parientes que también fueron juzgados por el mismo crimen, M.H.C. y L.G.C. fueron absueltos de los delitos de encubrimiento.

Durante el juicio, el condenado reconoció haber disparado los diez balazos que ocasionaron la muerte a El Nano y admitió que había actuado cegado por la desesperación al conocer que uno de sus hijos podía estar en manos de la víctima, que les había amenazado y "jurado los muertos".

Tras el suceso, que tuvo lugar en la avenida de Los Telares de Avilés, el acusado aseguró durante el juicio que huyó con su familia para "evitar la venganza de la Ley gitana".

La Fiscalía había pedido para el autor confeso una condena de 17 años de prisión y la prohibición de residir en Avilés durante 20 años y la acusación particular elevó su petición a en medio año más, mientras que la defensa reclamaba una pena de cinco años de internamiento.

La vista de mañana se celebrará con la comparecencia del condenado por videoconferencia desde el centro penitenciario de Teixeira, en Orense en el que se encuentra cumpliendo su pena.