El Comercio

Oviedo, 30 nov (EFE).- Más de la mitad de las nuevas infecciones por VIH registradas en Asturias durante 2015, concretamente el 51%, se detectaron tarde, lo que conlleva un mayor deterioro del sistema inmunitario del afectado y un peor pronóstico, al tiempo que se incrementa el riesgo de transmitir el virus a otras personas.

Esta es una de las principales conclusiones del Informe sobre la Situación del VIH-SIDA en Asturias correspondiente a 2015.

La Dirección General de Salud Pública elabora anualmente un documento de estas características con motivo del Día Mundial del Sida, que se celebra mañana para reforzar la respuesta global frente a la epidemia.

El año pasado se notificaron en el Principado 66 nuevos diagnósticos de VIH, una cifra ligeramente inferior a la del ejercicio anterior, en el que se diagnosticaron 72.

Esto supone un descenso del 8,3%, si bien se estima que entre el 25% y el 30% de las personas que viven con VIH desconocen que son portadores del virus, por lo que el número de casos detectados es inferior a los que realmente existen.

La principal vía de transmisión sigue siendo la sexual, que se da en el 86% de los nuevos diagnósticos.

La transmisión en hombres que tienen sexo con hombres es la categoría con mayor número de infecciones, con el 61% de los nuevos diagnósticos, mientras que las relaciones heterosexuales suponen el 26%.

Salud Pública advierte de que la disminución en la percepción de riesgo por parte de la población y de los profesionales sanitarios puede llevar a un menor número de diagnósticos y a una detección más tardía.

Frente a esta situación, su descubrimiento precoz y el inicio inmediato del tratamiento son las principales herramientas para reducir la transmisión y mejorar el pronóstico.

En Asturias, la prueba del VIH se puede realizar de forma confidencial y gratuita en los centros sanitarios públicos y en las dos unidades de infecciones de transmisión sexual del Hospital Monte Naranco, en Oviedo, y la Casa del Mar, en Gijón, donde también se practica la prueba rápida.

Además, desde el pasado mes de septiembre también se lleva a cabo en diez oficinas de farmacia y en las dependencias del Comité Ciudadano Anti-SIDA, en Gijón.

En total, desde la puesta en marcha de esta nueva iniciativa, se han realizado ya un total de 179 pruebas: 105 en farmacias y 74 en el Comité.

Sanidad recuerda que cualquiera que practique relaciones sexuales de riesgo puede contraer la infección y contribuir a su difusión, por lo que resulta imprescindible insistir en la importancia de las medidas de protección, fundamentalmente el uso del condón.