El Comercio

Avilés, 30 nov (EFE).- Los grupos municipales de la oposición de Avilés han hecho hoy uso de su mayoría absoluta para reprobar a la concejala de Festejos, Ana Hevia, por las irregularidades detectadas en su gestión, en un pleno bronco en el que el PSOE la respaldó y la ratificó en su puesto.

"Ustedes reprueban a la concejala de Festejos, nosotros la respaldamos y ratificamos en sus competencias", ha declarado la alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín, en su intervención en una sesión que se prolongó por espacio de más de dos horas, donde la palabra dimisión o, en su defecto, cese, se ha pronunciado varias veces desde la bancada de la oposición.

La alcaldesa ha reprochado a la oposición que "los hechos objetivos y fundados influyen menos que las sospechas con las que tratan de estimular prejuicios en torno al comportamiento honesto de este equipo de Gobierno".

"Nadie es perfecto y todos somos susceptibles de cometer errores", ha declarado Monteserín, para quien la oposición entiende la acción política "que prima el recurso al espectáculo por encima del rigor y la responsabilidad que merecen los ciudadanos".

La alcaldesa ha destacado "el valor de la concejala de Festejos por haber estado todo este tiempo trabajando y, al pie del cañón día a día, por haber dado la cara, por no echarse atrás, por haber elegido pelear por esta ciudad y por su futuro, por encima de las dificultades".

Por todas esas razones, la ratificó en su delegación de competencias, pese a las reiteradas peticiones de cese por parte de los grupos del PP, Somos, IU, Ciudadanos y Ganemos, que han argumentado que Ana Hevia no puede seguir con unas competencias donde se detectaron irregularidades en la gestión.

Especialmente duras han sido las palabras del portavoz municipal del PSOE, Luis Fernández Huerga, al mostrar el apoyo a su compañera de filas, tanto de la alcaldesa como del grupo, que es también personal, ha precisado.

"Porque aquí lo que se respira es mucha dignidad pero lo que huele es a sangre de cacería y no vamos a prestarnos a ello ni con los propios ni con los extraños", ha declarado.

En sus intervenciones, los diferentes portavoces de la oposición desgranaron las razones tanto para exigir el cese inmediato de Hevia como una revisión de todas la cuentas justificativas del Ayuntamiento.

Los grupos municipales de la oposición, que forman mayoría en la Corporación avilesina, han coincidido en calificar de muy graves las anomalías detectadas en la contabilidad de área de Festejos, entre los años 2013 y 2016, que han dado origen a un informe que ha sido puesto en conocimiento de la Fiscalía y del Tribunal de Cuentas.

En la moción que ha salido adelante con los votos de los cuatro grupos de la oposición, se explica que las irregularidades en la contabilidad del área de Festejos salieron a la luz a través de los antiguos integrantes de la charanga Los Diaños.

Un grupo fundado en el año 2000 y disuelto en el año 2011, cuyos antiguos integrantes descubrieron a través de sus datos fiscales que la charanga había recibido un pago del Ayuntamiento de 2.200 euros en concepto de premio por su participación en los carnavales del año 2015.

Tras dirigirse al Ayuntamiento en demanda de explicaciones, descubrieron que en los archivos municipales constaba un documento en el que figuraban sus datos personales y también su firma, "obviamente falsificada" -dice la moción-, aceptando un premio económico que ni recibieron, ni tampoco debían recibir, dado que su charanga llevaba ya cuatro años disuelta.

Con fecha 13 de junio de 2016, la Intervención General del Ayuntamiento emitió un informe basado en una auditoría externa cuyo contenido es corroborado y asumido por la Intervención Municipal, donde se acredita que la cuenta restringida de Festejos, de la cual son responsables directos la concejala Ana Hevia y el trabajador municipal del área, no se ha gestionado conforme al ordenamiento jurídico ni a los decretos municipales que han otorgado los fondos.

La moción explica en sus justificaciones que las conclusiones de la auditoría reflejan que deben considerarse no justificados fondos por un importe de 16.664 euros.