El Comercio

Oviedo, 1 dic (EFE).- ANPE ha criticado hoy la inseguridad jurídica del profesorado en Asturias ante situaciones de conflicto o agresiones en su labor y ha cifrado en 28 casos los denunciados ante este sindicato por docentes en el curso 2015-2016, ocho menos que en el anterior.

El presidente de ANPE en Asturias, Gumersindo Rodríguez, ha realizado estas manifestaciones durante la rueda de prensa en la que ha presentado un informe elaborado por la organización sindical con los datos recogidos en su servicio de Defensor del Profesor.

"El Principado, en un conflicto de intereses entre padres y profesor, siempre apuesta lamentablemente por el padre cuando somos empleados públicos que estamos reconocidos como figura de autoridad", ha subrayado Rodríguez.

Además, ha señalado que, cuando un profesor se ve involucrado en un proceso judicial, en muchos casos por ser víctimas de falsas acusaciones, "no tienen a quien recurrir" y si quieren defenderse lo han de hacer con la ayuda de organizaciones sindicales como ANPE.

El informe resalta que los docentes no siempre solicitan ayuda de la inspección y apunta que en un 7 por ciento de los casos ha recibido apoyo por parte de la inspección educativa.

Por ello, ha reclamado a la administración regional que dicte un protocolo a seguir ante situaciones de acoso o violencia escolar al profesorado con el fin de que éste sepa qué debe de hacer cuando haya sufrido una situación de conflicto en su puesto de trabajo.

También ha pedido para el profesorado el mismo grado de protección jurídica y laboral que tienen los profesionales de la sanidad asturiana cuando se ven agredidos por los usuarios de este servicio.

En el informe sobre los docentes de enseñanza no universitaria de Asturias que han acudido al servicio del Defensor del Profesor de ANPE en el curso pasado se aprecia un descenso notable de los incidentes en Primaria, se mantiene en Secundaria y experimenta un aumento en Infantil (2), en este caso debido a conflictos con los padres.

Las mayores incidencias denunciadas por el profesorado son los problemas para impartir clase, las faltas de respeto e insultos, las amenazas y las agresiones (una en el curso pasado).

También se han detectado acosos y abuso por parte de compañeros y denuncias y ANPE ha destacado el acoso laboral producido contra tres profesores de un mismo centro educativo de la región por parte del equipo directivo.

Hay un 57 por ciento de docentes que afirma no sentirse apoyados por el equipo directivo antes situaciones que dificultan el desarrollo de la clase o situaciones de acoso tanto por parte de las familias como por parte del alumnado, lo que hace que se sientan desamparados, denuncia ANPE.

Las denuncias al servicio de ANPE provienen más del profesorado funcionario que del interino, aunque Rodríguez ha apuntado que hay situaciones en las que desconocen los datos concretos porque los docentes prefieren permanecer en el anonimato.

El sindicato resalta que esta situaciones influyen en la salud del profesorado, con cuadros de ansiedad y depresión e indica que durante de las 28 denuncias presentadas, "solamente en tres ocasiones la situación derivó en la incapacidad laboral temporal del docente".