El Comercio

Burela , 1 dic .- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy la "importancia estratégica" que supondrán para la actividad económica de la comarca lucense de A Mariña el nuevo acceso al puerto de Burela y el remate, que se producirá antes de final de año, de la Vía de Altas Prestaciones entre Celeiro y San Cibrao, dos actuaciones en las que la Administración autonómica ha invertido cerca de sesenta millones de euros.

Feijóo hizo estas declaraciones durante el acto oficial de apertura del nuevo acceso al puerto de Burela, después de unos diez años de obras, un proyecto en el que la Xunta de Galicia ha invertido una cantidad que ronda los ocho millones de euros.

Con esta infraestructura, destacó el presidente de la Xunta de Galicia, "abrimos un nuevo camino directo entre el mar de Burela y el resto de Galicia y Asturias, facilitando el tráfico relacionado con la actividad portuaria y, al mismo tiempo, eliminando la invasión de camiones de las calles, que deben servir, en exclusiva, a la vida urbana de los vecinos".

De hecho, se calcula que la apertura del nuevo acceso retirará del casco urbano de Burela a unos cuatrocientos camiones que a diario hacían uso de la travesía.

Por ello, Feijóo recordó que se trata de una obra "demandada, esperada y, sobre todo, necesaria" para seguir alimentado "esa simbiosis tan provechosa" entre Burela y el mar, sin que sus habitantes paguen "como peaje" las "molestias e incomodidades del tráfico pesado".

"Estamos, por lo tanto, ante una apuesta por seguir impulsando la actividad pesquera en A Mariña; por consolidar Burela como puerto comercial de referencia y por hacer todo eso compatible con la calidad de vida de los vecinos de este municipio", insistió.

Además, precisó que el nuevo acceso es una vía de comunicación que "minimiza su impacto ambiental", que es "coherente con las previsiones del planeamiento urbanístico municipal", que "cumple con las cautelas" que implica la existencia de un castro en el trazado y que incluye "un paso inferior" para salvar la línea Feve, que tuvo que ser desplazada.

Servirá, a su juicio, para "reforzar la competitividad" de un puerto "pujante", de los "más importantes de la Cornisa Cantábrica, porque es "sinónimo del mejor bonito del norte, de merluza, de caballa, de sardinas y de conservas excelentes", entre otros "productos de primera calidad que llegan del océano".

En ese sentido, incidió en que anualmente se descargan en el puerto de Burela una media de 25.000 toneladas de pescado, con una facturación que ronda los 67 millones de euros en cada ejercicio económico, de modo que es el cuarto de Galicia en volumen de descargas y el segundo en facturación, sólo por detrás de Vigo.

"Estamos hablando, por lo tanto, de un nuevo acceso a la dársena que llega para reforzar su posición de liderazgo, tanto en el plano pesquero como desde el punto de vista logístico y mercantil", dado que facilitará la circulación de los camiones que llegan procedentes de otros puertos, así como de los que salen hacia los mercados centrales o hacia los puertos de A Coruña y Vigo para su segunda venta.

También servirá, precisó, para impulsar el movimiento de otro tipo de mercancías, dado que agilizará el tránsito de los camiones cargados de madera, además de contribuir a potenciar la capacidad logística y operativa del puerto para integrar el espacio disponible en la dársena en la oferta de suelo empresarial de la localidad.

Con respecto al remate de la Vía de Altas Prestaciones entre Celeiro y San Cibrao, recordó que la Xunta de Galicia ha invertido cincuenta millones de euros para su ejecución "en plena recesión económica".

Según Feijóo, contribuirá al dinamismo de los puertos de Viveiro y Cervo, pero también beneficiará a los vecinos de Xove, que se verán libres del paso diario de unos 4.000 vehículos por la travesía urbana de la capital municipal.

Al final de su intervención, Feijóo también se acordó de las obras de ampliación del Hospital da Costa, que están en plena ejecución.