El Comercio

Oviedo, 1 dic (EFE).- El grupo parlamentario de Podemos en la Junta General ha anunciado hoy su desvinculación del proceso de negociación del Pacto Demográfico abierto por el Gobierno y sigue sí los pasos de Foro, que adoptó la misma decisión el pasado lunes.

Según la diputada de Podemos Lucía Montejo, tras la salida de la formación forista de la mesa constituida por los seis grupos parlamentarios, el Gobierno debe plantear ahora una iniciativa en la Cámara para que, durante su tramitación, el resto de partidos pueda presentar sus propuestas para incorporarlas al documento.

Montejo ha incidido en que Podemos no es partidario de mantener un modelo de negociación "a puerta cerrada" que reproduce el esquema seguido en el caso del Pacto contra la Violencia Machista y pretende evitar que el futuro plan para atajar la negativa evolución demográfica de Asturias se convierta "en un conjunto de papeles encuadernados sin un compromiso serio".

En rueda de prensa, la parlamentaria ha criticado que el Gobierno no aceptara en la mesa constituida con el resto de grupos propuestas de Podemos relativas a la integración en la red pública de los colegios para alumnos de 0 a 3 años o la extensión de la red de servicios sociales, medidas que fijarían población en la zona rural.

Por el contrario, ha apuntado, el Ejecutivo planteaba en el "fracasado" diálogo con la oposición medidas "genéricas" que ni siquiera contaban con una dotación presupuestaria plurianual ni con un cronograma para la puesta en marcha de las iniciativas a adoptar.

"No compramos mesas sin patas ni aceptamos medidas que no tengan respaldo ni financiación", ha apuntado la diputada Rosa Espiño.

Además, para Montejo, el Gobierno ha tenido recientemente una nueva oportunidad para demostrar su "compromiso" con los problemas de Asturias en la negociación presupuestaria y, pese a ello, se ha limitado a trasladar a la Junta un proyecto "continuista" que se limita a ratificar las políticas llevadas a cabo hasta ahora.