El Comercio

Oviedo, 2 dic (EFE).- El portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, ha asegurado que el aumento del techo de déficit pública en las comunidades autónomas para 2017 del 0,5 al 0,6 por ciento del PIB, que permitirá a Asturias disponer de 23 millones de euros adicionales, facilita la negociación presupuestaria.

En rueda de prensa, Llamazares ha señalado que esa nueva partida permitirá al Gobierno equilibrar los servicios públicos, mejorar el rescate social, aumentar la partida de inversiones, fijada inicialmente en 311 millones, y disponer así de un mayor margen de maniobra en las negociaciones que aún mantiene con los grupos.

Llamazares ha señalado que su grupo mantiene abiertas estas conversaciones, centradas ya únicamente en el capítulo de gastos dado que los ingresos y las medidas fiscales son ya inamovibles, con el mismo objetivo con el que las ha afrontado hasta ahora y que buscaba evitar que hubiese que acudir a una nueva prórroga.

"Izquierda Unida no se sitúa en el 'no' (al presupuesto), pero no a toda costa porque no nos vale cualquier presupuesto", ha advertido el portavoz de la coalición que ha garantizado además que los cinco diputados de su grupo facilitarán la ley de crédito remitida por el Gobierno a la Junta para incrementar en 64 millones de euros el endeudamiento de este año y dedicarlos al gasto sanitario.

A la espera de decidir si votarán a favor de dicho crédito o si se abstendrán, Llamazares ha considerado que esa ley es un ejemplo de que una prórroga no es buena para la comunidad autónoma "y mucho menos para la oposición" al configurar un presupuesto "a retales".

A su juicio, una administración debe disponer de un presupuesto "completo y orientado políticamente" y no tener que recurrir a lo largo del año a "remiendos" a través de suplementos de crédito que deben ser aprobados por el Parlamento.

No obstante, ha incidido en que, entre las exigencias que IU planteará al Gobierno, figurará la necesidad de mejorar la cooperación con los ayuntamientos en materia de infraestructuras y equipamientos y de cambiar "la actitud burocrática y displicente" del Gobierno hacia las entidades locales para ir a una cooperación "leal".