El Comercio

Santander, 2 dic (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Cantabria a cinco hombres y dos mujeres por supuestamente fabricar y distribuir desde Asturias hasta el País Vasco moneda falsa, la mayoría billetes de 20 euros, con los que pagaban en comercios de las tres comunidades.

Los detenidos fueron localizados en dos casas situadas en las localidades cántabras de Hoznayo y Hazas de Cesto, en las que previamente la Guardia Civil había detectado que había una "incesante actividad y una inusual presencia de personas y vehículos".

Tras investigar a esas personas que frecuentaban ambas viviendas, la Guardia Civil comprobó que algunas de ellas habían pagado o habían intentado pagar sus compras con billetes falsos de 20 euros, en comercios de Asturias, Cantabria y el País Vasco.

En la intervención llevada a cabo en los domicilios, se pudo saber que estas personas podían haber introducido en el mercado hasta 380.000 euros en billetes falsos de 20 y 50 euros.

La Guardia Civil explica en un comunicado que este grupo viajaba en vehículos, en los que llevaban menores y ancianos, por todo el norte de España. Con los billetes falsos pagaban en comercios "productos de escaso valor" o "simplemente pedían el cambio por monedas".

Para elaborar los billetes, los detenidos cortaban parte de un billete de 20 euros de curso legal y pegaban dicho corte al falsificado, con lo que la moneda resultante estaba compuesta por una parte legal y otra falsificada.

Al billete legal que le habían cortado una parte, le pegaban el mismo trozo de la moneda falsa, y así obtenían dos billetes, según explica el Instituto Armado.

Parte de esos billetes falsos también eran aceptados en máquinas dispensadoras de cambio de dinero y de tipo "vending", en las que estos detenidos adquirían productos de ínfimo valor para así "obtener la mayor rentabilidad posible".

El resto de los billetes eran introducidos directamente en establecimientos comerciales mediante engaño.

Los siete detenidos son todos españoles, de entre 23 y 50 años, y cinco de ellos han ingresado en prisión, según han confirmado a Efe fuentes del Instituto Armado.

Las mismas fuentes han explicado que solo uno de los detenidos tenía antecedentes penales.