Oviedo, 20 mar (EFE).- El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, ha afirmado hoy que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo no renuncia a la celebración de conciertos en la plaza de la Catedral pese al rechazo del Cabildo a su realización.

A preguntas de los periodistas durante la presentación de "Muyeres Fest 2017", Ramos ha asegurado que el Consistorio respeta "escrupulosamente" la Ley del Patrimonio, con un tratamiento "exquisito" del artículo 58 de esta normativa.

En este sentido, ha indicado que en los conciertos que se celebran durante las fiestas de San Mateo "no se mueven tierras, ni se altera el subsuelo, ni se acumulan basuras y se respeta el círculo de entrada a la Catedral".

"Un patrimonio que es de todos, otra cosa es quien lo gestiona. La plaza de la Catedral es una de las mejores habitaciones que tenemos y a la que no vamos a renunciar", ha subrayado.

Por último, el edil de Cultura ha señalado que la política la realiza quien gana las elecciones y ha instado a las autoridades eclesiásticas a presentar a los comicios si quieren organizar las fiestas de Oviedo.