León, 20 mar (EFE).- El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha precisado hoy que el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Picos de Europa todavía no ha tomado una decisión sobre el aprovechamiento cinegético en este espacio natural.

Suárez-Quiñones, que ha presidido esta tarde en León una reunión del pleno del Patronato del Parque Nacional, ha explicado que es el PRUG el documento que debe delimitar ese tipo de actividades y tiene que "consumir y resumir todas las posibilidades de aprovechamiento dentro de la legalidad".

No obstante, ha subrayado que al tratarse de una ley que protege valores naturales establece unas limitaciones excepcionales que tienen que compensarse con otras posibilidades económicas para que los pueblos que se enclavan dentro del parque puedan vivir.

Al respecto, ha recordado que la Constitución española demanda que hay que conservar el medio natural pero bajo una concepción no estática sino dinámica de contribuir al desarrollo del entorno.

"Habrá que buscar el equilibrio entre conservación y aprovechamiento", ha apostillado Suárez-Quiñones.

El consejero ha explicado que una vez que el pasado 7 se septiembre se iniciará en Santander el proceso de participación pública en la elaboración del PRUG se está a punto de pasar a la fase de abrir el expediente administrativo con la información pública formal.

"Es una tramitación compleja que va a ser difícil que esté para este año y esperamos que pueda estar lista en 2018, el año que se cumple el centenario de la de ley de declaración de esta parque nacional", ha señalado.

"Es pronto para saber cómo va a quedar porque tiene que haber muchas aportaciones y muchos debates para fijar un texto definitivo", ha zanjado.

Respecto a la demanda de los municipios leoneses de permitir la caza, el consejero ha asegurado que se estudiarán todas las propuestas que lleguen a los distintos órganos de gestión.

El Congreso de los Diputados aprobó en noviembre de 2014 la Ley de Parques Nacionales con la aprobación de más de una decena de enmiendas introducidas en el Senado, entre ellas la polémica 278 que extiende actividades comerciales, como la caza, en estos espacios hasta el fin de 2020.

El Patronato es un órgano de participación de todos los agentes que intervienen en la promoción y defensa de los intereses y valores del Parque Nacional y se constituyó en 2011, en el primer año de gestión coordinada e integrada.

Entre sus funciones, están las de velar por el cumplimiento de las normas que afecten al Parque Nacional, así como promover cuantas gestiones considere oportunas a favor del espacio protegido.

También informar sobre los planes de trabajo e inversiones o cualquier desarrollo sectorial derivados de este.

El Patronato del Parque Nacional Picos de Europa consta de 45 miembros en representación de las administraciones y otros organismos públicos y privados.