El Comercio

Oviedo, 21 mar (EFE).- El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco, ha rechazado hoy pedir responsabilidades al gerente de la empresa pública Inspección Técnica de Vehículos de Asturias (Itvasa), Francisco Rodríguez Varela, por su actuación en la prestación de un aval por esta empresa pública al Centro Integral para la Seguridad Vial (Cisvial).

Blanco ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia ante la comisión de Empleo, Industria y Turismo de la Junta General ante la petición del diputado IU Ovidio Zapico de depurar responsabilidades sobre la actuación del gerente en esta operación "fallida y que supuso una pérdida de calidad del servicio de la ITV".

El consejero ha subrayado que no cree que el gerente "incurriera en alguna responsabilidad" en este asunto, ya que se limitó a "ejecutar un mandato aprobado en el Consejo de Administración de la ITV, que entendió que existía una similitud de confluencia de objetivos entre la ITV y el proyecto de Cisvial".

Además, ha recalcado el aval a Cisvial por parte de Itvasa, por valor de 3,1 millones de euros, "no se ejecutó, por lo tanto, no existe realmente esa pérdida" y por otro lado, ha aseverado, "no afectó para nada al servicio de la ITV".

Zapico ha respondido que la operación "fue un fracaso más" de los proyectos realizados en la cuenca del Nalón y ha dicho que Itvasa tuvo que tener pérdidas en esta actuación.

El diputado de IU ha rechazado que una empresa pública sea avalista de una iniciativa privada, ya que, según ha apuntado, "hay muchos instrumentos públicos como la Sociedad Regional de Promoción para haber hecho esta aval".

Este aval contó con el visto bueno de la Consejería de Hacienda del Principado pero no con la autorización de la Junta General, ha resaltado Zapico.

Blanco ha indicado que la ITV avaló a Cisvial porque era accionista de esta empresa al poseer un 5 por ciento y que se entendía que era "un proyecto de interés económico" en el que Sadim también estaba involucrado.

No obstante, ha resaltado, "la ITV pidió garantías colaterales a otros accionistas y obtuvo unos terrenos en Santa María de Piedramuelle (Oviedo)", aunque ha reconocido que Itvasa tuvo que hacer frente a unos 840.000 euros.

Por último, el consejero ha destacado la mejora "sustancial" de la productividad de la ITV en Asturias, con un retraso de siete días para obtener una cita.