Oviedo, 21 mar (EFE).- El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha expresado hoy su confianza en que durante 2017 la justicia digital se implante de forma "integral y global" en el Principado.

Martínez ha realizado estas declaraciones a los periodistas al inicio de la reunión de carácter técnico para explicar cómo se van a implementar y desarrollar todos los sistemas previstos al funcionamiento de la justicia digital, en la que también ha participado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau.

El consejero ha señalado que hay un calendario propuesto por el Ministerio de Justicia con la formación y la implantación de los medios tecnológicos, y también ha señalado que es preciso cumplir una serie de requisitos previos que ya se están ultimando por parte de la comunidad autónoma.

Ha recordado que el Principado debe de realizar una aportación al Ministerio de alrededor de 400.000 euros en el convenio, cuya cuantía el Gobierno regional negocia para intentar que sea "menor".

Martínez ha expresado la apuesta por una solución "integral y global" para todo Asturias, ya que "no es posible" alcanzar el 100 por cien de integración digital si todos los órganos judiciales no están en el mismo proceso.

Esta mañana tendrá lugar una reunión técnica, ha indicado el consejero de Presidencia que ha apuntado que hubo que anular una reunión con la secretaria de Estado y el secretario general de la Administración de Justicia del Gobierno central porque el Principado busca conveniar con el Ministerio la implantación del expediente digital.

El Ejecutivo asturiano pretende aprovechar los sistemas que tiene establecidos el propio Ministerio, así como una economía de escala que ahorraría recursos al Principado para llevar a cabo la implantación digital con la participación que tienen qué decir en todo el proceso, ha abundado.

Para el presidente del TSJA la implantación de la justicia digital es un proceso "absolutamente necesario", y ha advertido de que quizás sea la administración que en materia de nuevas tecnologías está más atrasada, por lo que ha defendido la necesidad de "dar un paso adelante".

Respecto al proceso piloto llevado a cabo en los Juzgados de Mieres ha considerado que se trata de una iniciativa de "muy corto recorrido" debido a que la implantación digital debe de ser una solución que abarque a todos los órganos judiciales, incluida la Fiscalía, el Instituto de Medicina Legal y los colegios de abogados.

"No tiene ningún sentido un expediente digital en un juzgado de Mieres cuando el recurso a la Audiencia hay que imprimirlo para mandarlo en papel porque no está implantado en este órgano", ha afirmado Vidau.