El Comercio

Oviedo, 20 abr (EFE).- El Principado va a destinar 25.000 euros para actualizar el mapa de fosas comunes elaborado hace siete años y la base de datos de víctimas de la guerra civil, según el consejero de Presidencia, Guillermo Fernández, que ha adelantado también que se van a convocar por primera vez ayudas para investigaciones relacionadas con esos ámbitos.

Esa partida permitirá financiar estudios sobre fuentes documentales y testimonios orales y la organización de acciones de sensibilización y promoción de la memoria histórica.

En concreto, y en respuesta a una pregunta formulada en el pleno de la Junta General del Principado por la diputada de IU Concha Masa, el consejero de Presidencia ha señalado que se va a firmar un convenio con la Universidad de Oviedo que permitirá actualizar el mapa de enterramientos comunes, de los que actualmente hay identificados 343 en 55 municipios.

En cuanto a la convocatoria de ayudas a proyectos de investigación relacionados con las víctimas de la guerra civil y la dictadura, Martínez ha señalado que serán también 25.000 euros los destinados a esta convocatoria, cuyas bases se harán públicas antes de que finalice el actual semestre.

Un tercer eje sobre el que el Ejecutivo asturiano está trabajando en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica es la elaboración del catálogo de símbolos y vestigios franquista en Asturias, proyecto para el que se ha solicitado la colaboración de los 78 ayuntamientos asturianos, aunque sólo lo han hecho 62.

Martínez, que no ha querido decir qué municipios no han colaborado ni de qué signo político son, sí que ha adelantado que a esas 16 corporaciones se les va a volver a pedir su colaboración para completar este catálogo con el que poder avanzar en la retirada de las huellas franquistas en Asturias, como escudos, insignias o placas que exaltan la sublevación militar, la guerra civil o la represión franquista.

Una vez se disponga de ese catálogo, una comisión de expertos decidirá sobre cuáles tienen un valor histórico, artístico, religioso o arquitectónico que merece conservar.

Según Martínez, los trabajos que lleva a cabo el Gobierno socialista de Asturias contrastan con el Ejecutivo central que, desde 2013 "no ha destinado ni un sólo euro" al cumplimiento de la conocida como Ley de Memoria Histórica.