Oviedo, 20 abr (EFE).- La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha señalado hoy que las peticiones de adopción en Asturias se están reduciendo como consecuencia de la crisis, la edad máxima y mínima que se exige y por las estrategias de protección a la infancia que están aplicando otros países.

Varela ha comparecido hoy en el pleno de la Junta General del Principado para responder a una pregunta sobre adopciones del diputado popular Matías Rodríguez Feito, que calificó de excesivo el tiempo que tienen que esperar las familias para lograr una adopción.

La consejera ha señalado que el tiempo medio que transcurre para poder cerrarse una adopción en Asturias es de cinco años, el mismo que en otras comunidades autónomas por la complejidad que entraña el proceso y una serie de plazos que hay que cumplir.

Varela ha insistido en que entiende que haya familias que están a la espera de una adopción que se dirijan a los partidos políticos para ver si pueden agilizar este proceso, pero ha advertido de que eso sólo puede lograrse por la vía judicial.

Durante el pasado año se llevaron a cabo en Asturias un total de 46 adopciones, 32 de ellas nacionales y 14 en otros países.

No obstante, Varela ha reconocido que pese a que cada vez hay menos solicitudes de adopción, siguen siendo más las familias que quieren adoptar que menores en disposición de hacerlo.

Todo lo contrario pasa con los acogimientos por lo que Varela ha hecho un llamamiento para que puedan incrementarse las familias dispuesta a acoger menores.