Avilés, 20 abr (EFE).- El concejal de Somos Avilés Primi Abella ha acusado hoy a la regidora de la ciudad, Mariví Monteserín, de confundir "querer con poder" cuando les dice a las educadoras infantiles en huelga que no es posible atender su reivindicación de ser incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo (RTP) local.

"Hoy, en el segundo día de huelga de las educadoras infantiles, la alcaldesa se dirigió a las concentradas delante del Ayuntamiento en tono muy enérgico, con poca gana de escuchar y mucha de dar lecciones, y les dijo que no podían estar en la RPT, cuando debiera haber dicho no quería que estén", ha indicado Abella.

En opinión del edil de la formación morada, si las palabras de la alcaldesa fuesen sinceras, "debiera ordenar un informe técnico sobre la posibilidad o imposibilidad de su integración en la RPT y comprometerse entonces a conceder la reivindicación si legalmente es posible".

"No esperamos que esto suceda si depende de la voluntad del PSOE", ha declarado Primi Abella.

"La alcaldesa niega a las trabajadoras la posibilidad de salir de la precariedad pero no quiere cargar con responsabilidad ninguna", lamenta el concejal.

En su opinión, lo que hace Mariví Monteserín es aconsejar a las trabajadoras que fíen su futuro a la negociación en curso con los sindicatos, "pero sabe perfectamente que el asunto de las educadoras no está en el orden del día de la mesa negociadora, ni la inclusión en la RPT, ni la más mínima mejora de sus condiciones laborales".

"Sólo su lucha y el apoyo de los vecinos de Avilés pueden cambiar la situación, nuestro apoyo ya lo tienen", ha recalcado Primi Abella.