El Comercio

Oviedo, 20 abr (EFE).- Un total de 28 incendios forestales permanecían activos al mediodía en 13 concejos asturianos, ocho de los cuales se encontraban ya controlados y otros tres estaban estabilizados, según los datos aportados por el servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

Llanes seguía siendo el municipio más afectado por los fuegos forestales, con diez focos activos y dos controlados, según ha recordado hoy el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, que ha destacado también que junto a este concejo los mayores problemas se estaban centrando en el entorno de Grandas de Salime y en Ibias.

En el oriente de la región, además de los de Llanes había tres incendios activos en Cangas de Onís, y uno en Cabranes, al igual que en Peñamellera Baja, Parres y Cabranes.

En el occidente, había activos al mediodía dos fuegos en Allande, otros dos en Ibias, Valdes y Villayón, uno en Tineo, Belmonte, Grandas y Villayón.

El SEPA ya daba por controlados a las 13:00 horas otros ocho focos en Allande, Belmonte, Cabranes, Ibias, Llanes, Tieno y Valdés, Y por estabilizados tres fuegos más en Allande, Cabrales y Cangas de Onís.

Martínez ha señalado que en la extinción de estos incendios están trabajando todos los medios terrestres y aéreos del Principado, así como los que tiene desplegados el Ministerio en Asturias.

A ellos se sumará a lo largo del día un helicóptero bombardero de gran capacidad y un hidroavión que el Gobierno asturiano ha solicitado al Ministerio de Agricultura tras elevar a las 10:00 horas el nivel de alerta ante la oleada de incendios que se sucede desde el pasado miércoles.

El Plan de Incendios del Principado contempla una escala de 0 a 3 situaciones en función de la simultaneidad de los incendios y se considera situación 1 aquella en la que los fuegos requieren para su extinción el concurso de medios, procedimientos y protocolos de uso habitual con la aplicación de operativos especiales.

Aunque el consejero ha señalado que aún no tienen cuantificados cuántos incendios se han declarado en los últimos días, sí que ha señalado que, como es habitual, la mayoría de ellos han sido provocados y que serán objeto de investigación.

Asimismo, ha reclamado la colaboración ciudadana a la hora de investigar el origen de estos incendios que se han visto favorecidos por el viento, las altas temperaturas y la sequedad del terreno.

Martínez también ha incidido en que, aunque las previsiones apuntan a que el viento disminuirá durante el fin de semana, las temperaturas van a aumentar y no se esperan lluvias.