Madrid/Oviedo, 21 abr (EFE).- Asturias registró en los dos primeros meses del año un déficit comercial de 6,4 millones de euros, debido a un mayor volumen de importaciones que de exportaciones, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Las exportaciones del Principado de Asturias alcanzaron en los meses de enero y febrero un valor de 667,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 42 por ciento respecto al mismo periodo de 2016, si bien las importaciones crecieron en mayor medida, un 54,2 por ciento, hasta 673,9 millones.

En el conjunto del país, el déficit comercial alcanzó en los dos primeros meses del año los 5.741 millones de euros, lo que supone un repunte del 38,4 % con respecto al mismo periodo de 2016.

En enero y febrero las exportaciones españolas de mercancías se situaron en 43.516 millones, lo que supone un incremento del 12,6 % respecto al mismo periodo del año anterior y marcar un nuevo máximo histórico.

Las importaciones crecieron un 15,1 %, hasta 49.256 millones, de forma que la tasa de cobertura (exportaciones sobre importaciones) se situó en el 88,3 %, frente al 90,3 % que se anotaba hace un año.

El déficit energético aumentó un 81,4 % en los dos primeros meses del año, hasta 4.800 millones, mientras que el saldo no energético contabilizó un déficit de 940 millones, por debajo de los 1.501 millones de un año antes.

En enero y febrero aumentó tanto el número de exportadores, en un 1,2 %, como el de exportadores regulares -los que llevan al menos tres años seguidos exportando-, en un 1,7 %.

Todos los sectores económicos, salvo otras mercancías, contribuyeron al crecimiento de las exportaciones y las mayores alzas las registraron los bienes de equipo (el 7,5 %), la alimentación, bebidas y tabaco (el 13,3 %) y el automóvil (el 7,2 %).

En cuanto a las importaciones, todos los sectores las incrementaron, principalmente los bienes de equipo (13,9 %), los productos energéticos (81,5 %), el automóvil (2,7 %), las manufacturas de consumo (4,5 %) y las de alimentación, bebidas y tabaco (9,2 %).

Por zonas geográficas, las exportaciones dirigidas a la Unión Europea, que suponen un 67,8 % del total, aumentaron un 12,3 % en enero y febrero, mientras que las ventas a la zona euro (que suponen un 53,1 % del total) lo hicieron en un 12,5 % y las del resto de la Unión, en un 11,4 %.

Entre los principales socios europeos, destacaron los aumentos de exportaciones a Italia, que subieron un 24,8 %; Francia, un 11,2 %; Reino Unido, un 7,8 %; y Alemania, el 7,9 %.

En los dos primeros meses del año también crecieron, en un 13,2 %, las ventas fuera de la Unión Europea, con avances en todas las regiones, encabezadas por Asia excluido Oriente Medio (en un 24,5 %), Oceanía (16 %), América del Norte (7,7 %), África (7,5 %), América Latina (7,3 %) y Oriente Medio (3,5 %).

Por países, los aumentos más significativos se registraron en China (37,2%), India (27,1 %), Marruecos (17,8 %), Brasil (13,3 %), Argentina (10,5 %), Australia (8,8 %) y Japón (7,1 %).

De esta manera, el superávit comercial de España con la Unión Europea se situó en 1.093 millones en febrero, frente a los 824 millones del mismo mes de 2016, y el superávit con la zona euro se quedó en 623 millones, ante los 593 millones de un año antes.

En cambio, el déficit comercial con los países extracomunitarios se incrementó en un 43,1 %, hasta 3.699 millones.

Economía destaca que las exportaciones españolas se comportaron en los dos primeros meses del año mejor que las del conjunto de la zona euro y que las de la Unión Europea.

Las regiones con mayores crecimientos en sus exportaciones fueron Baleares (63,5 %), Asturias (42 %), Murcia (39,8 %), mientras que Castilla y León fue la única comunidad que redujo las suyas (2,1 %).