El Comercio

Avilés, 21 abr (EFE).- La barrera ferroviaria de La Estrada, en Corvera, se salvará con la instalación de ascensores en ambos lados de las vías del tren, similares a los existentes en otros municipios como es el caso de San Andrés de Rabanedo, en León, y según el alcalde del municipio, Iván Fernández, será una realidad en el presente mandato.

Técnicos de GetinsaPayma, la empresa encargada de redactar el proyecto, han realizado hoy trabajos sobre el terreno, en un nuevo avance antes de poder sacar a licitación las obras.

Iván Fernández ha visitado los trabajos, en los que también estuvieron presentes representantes de ADIF y Edp.

"Seguimos dando pasos para que la eliminación de la barrera ferroviaria sea una realidad en este mandato", ha declarado el alcalde, que ha comentado que se trata de un proyecto ambicioso y complejo técnicamente.

Después de lograr la autorización de ADIF para la instalación de los dos ascensores y de la pasarela que cruzará la vía del tren, se contrató la redacción del proyecto con una inversión de 21.175 euros.

El proyecto acabará con la histórica separación que padecen los vecinos de los barrios de La Estrada y Las Vegas.

El Ayuntamiento buscará financiación estatal, ya que la obra afecta a las vías férreas de su titularidad y competencia, pero el alcalde ha aclarado si niega esa ayuda, "en ningún caso abandonaremos".

"Si es preciso, ejecutaremos la obra en solitario", señaló Iván Fernández, que ha recordado que la estimación del coste del proyecto es de 500.000 euros, a los que se sumarían entre 4.000 y 5.000 euros anuales de mantenimiento de los ascensores.