Oviedo, 21 abr (EFE).- El presidente del Principado, Javier Fernández, se ha mostrado hoy convencido de que el Gobierno de Mariano Rajoy va a sacrificar los intereses de Asturias a cambio de aprobar los presupuestos del Estado de este año en referencia al cambio de planes que el PP ha decidido acometer en la variante de Pajares.

La variante ferroviaria ha centrado hoy el pleno de la Junta General, donde el presidente ha respondido a una pregunta sobre este asunto de IU, que previamente había defendido y visto aprobada, con la oposición de Foro y PP, una iniciativa que defiende la instalación de vías que permitan la circulación de trenes de viajeros y mercancías lo antes posible.

Según el presidente asturiano, el cambio de ancho ibérico a ancho internacional decidido recientemente por Fomento sólo pretende "cubrir el más bajo interés personal o privado" del PP, al que ha acusado de plegarse a Foro, cuyo diputado en el Congreso puede ser decisivo para aprobar los presupuestos de 2017.

Para Fernández, la nueva planificación prevista por el Ministerio de Fomento, que prevé abrir ambos túneles en ancho internacional, instalar triple hilo entre León y La Robla y construir un intercambiador en Pola de Lena para los convoyes de viajeros tiene, como primera consecuencia, que la Variante carezca de un calendario aproximado para su puesta en marcha.

De esta forma, y después de trece años de obras y 3.300 millones de inversión, las previsiones para poner en servicio la infraestructura apuntan a 2021 por la decisión del Gobierno del PP de tratar esa obra "como si fuera el juguete de un niño caprichoso" y de plegarse "a alguien incapaz de domesticar su vanidad".

Asturias, ha subrayado, se merece saber cuándo y en qué condiciones se podrá en marcha el primer túnel de la Variante, tal y como se pactó con el Principado, "si es que el Ministerio no se acoge a razones de seguridad para abrir los dos a la vez".

"El AVE se ha caído y no hay fecha ni plazo ni nada que no sea la renuncia del Gobierno central a defender los intereses de Asturias" a la que, según el presidente, perjudica el nuevo criterio que impediría, al menos de momento, la circulación de trenes de mercancías por los túneles bajo la cordillera cantábrica.ç

Antes de su intervención, la Junta se había posicionado a favor de la puesta en marcha de la Variante de Pajares con un ancho de vía que permita tanto el tráfico de viajeros como de mercancías.

Sin llegar a mencionar en ningún momento si debe ser en ancho ibérico o internacional, la moción insta al Consejo de Gobierno a liderar "una defensa firme de un ancho de vías en la variante de Pajares que permita el tráfico de mercancías" lo antes posible.

Según el diputado de IU Ovidio Zapico, Asturias necesita que tanto las mercancías como los pasajeros "puedan circular con seguridad" y dejar atrás el trazado decimonónico del puerto de Pajares por el que la nueva planificación del Gobierno prevé seguir haciendo circular las mercancías tras invertir 145 millones de euros en su mejora en los próximos años.

Por contra, la presidenta de Foro, Cristina Coto, ha asegurado que el ancho ibérico convertirá a Asturias en gueto ferroviario y en una excepción que impediría además la percepción de ayudas europeas porque el ancho internacional es inseparable de la alta velocidad.

En términos similares se ha expresado el popular Luis Venta, que ha denunciado la existencia de un frente de izquierdas que quiere dejar a Asturias "en la segunda división por lo civil o por lo criminal" al amenazar con pedir la devolución de las ayudas europeas si la variante no se hace con ancho ibérico.

El parlamentario de Podemos, Héctor Piernavieja, sin embargo, ha afirmado que es "un auténtico despropósito" cualquier solución que no contemple el tráfico mixto y que debería instalarse el triple hilo o traviesas polivalentes para permitirlo.

Durante el pleno, el presidente del Principado también ha respondido a preguntas de PP y Ciudadanos sobre el éxodo juvenil, una cuestión que para Fernández no es tan oscura como la pintan algunos, pero que sí influye en el problema demográfico de Asturias, "el asunto más dramático al que se enfrenta esta comunidad".

En respuesta a la pregunta realizada por Foro, Fernández también ha rechazado que su Ejecutivo discrimine a la educación concertada en favor de la enseñanza pública y ha asegurado que la política educativa que realiza es "absolutamente constitucional".

La escueta pregunta de Podemos, en la que pedía al presidente si consideraba que Asturias puede seguir con el actual nivel de dependencia, llevó al presidente a calificar de "recluta" a su portavoz, Emilio León, y a lamentar que éste dedicase sus intervenciones a escucharse, instalado "más en el terreno místico que en el político".