El Comercio

Oviedo, 21 abr (EFE).- El presidente del Principado, Javier Fernández, ha rechazado hoy que su Ejecutivo discrimine a la educación concertada en favor de la enseñanza pública y ha asegurado que la política educativa que realiza el Gobierno asturiano es "absolutamente constitucional".

Fernández ha respondido así en el pleno de la Junta General a una pregunta de la portavoz de Foro, Cristina Coto, quien ha denunciado lo que considera una "discriminación" de la enseñanza concertada.

El presidente ha afirmado que la decisión de suprimir 34 unidades en 23 colegios concertados de once concejos "está basada criterios demográficos" tanto en la reducción de aulas en la concertada como en la pública que, según ha recordado, "será mayor".

"Hablar de discriminación en la educación concertada es una barbaridad", ha subrayado Fernández, quien ha dicho que ese tipo de acusaciones se pueden realizar para tratar engañar y crear una opinión ante la sociedad que no es cierta y fomentar un conflicto entre ambas redes, pública y concertada, "que no existe en Asturias".

El presidente ha valorado el sistema educativo asturiano debido, entre otras razones, a una planificación objetiva que permite la convivencia de ambas redes.

Además, ha afirmado que si la intención de la Consejería hubiera sido dañar a la educación privada hubiera podido reducir los conciertos en trece aulas más.

Por su parte, la presidenta de Foro ha asegurado que el Principado "acaba de propinar el mayor hachazo a la enseñanza concertada de la historia de Asturias desde las transferencias" movido, a su juicio, por "razones ideológicas".

"La concertada ya sufre un serio problema financiero" y "con esta decisión se daña a alumnos, padres y centros, muchos abocados al cierre", ha aseverado.

Ha indicado que, como avala una sentencia del Tribunal Supremo, "el sistema educativo es una estructura dual, que concede a ambos modelos un carácter complementario y que por tanto no otorga a los centros privados concertados un carácter secundario o accesorio respecto a los públicos".

Coto ha señalado que la Administración tiene el derecho de planificar su oferta y sus recursos pero "respetando la igualdad de ambas redes, no considerando a una subsidiaria de otra".

"Usted busca el adoctrinamiento en unos determinados criterios pedagógicos, totalmente respetables, tanto como los otros, pero que elijan los padres. Fernández, en Asturias la educación no es libre, porque esta intervenida", ha afirmado.

Por último, le ha pedido al presidente que "si su sectarismo se lo permite, suspenda el cierre de aulas hasta conocer la demanda real".