Avilés, 21 abr (EFE).- La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, ha abogado hoy por convertir a la ciudad en "uno de los grandes espacios singulares del mundo en la fotografía", un objetivo que, a su juicio, se está logrando con exposiciones como la que ha inaugurado en el Centro Niemeyer sobre el autor francés Gilbert Garcin.

"Estamos ante un nuevo ejemplo del compromiso del Centro Niemeyer por convertirse en un referente internacional en el mundo de la fotografía", ha indicado la alcaldesa, que ha destacado la "enorme calidad" de recientes exposiciones como la de de Masao Yamamoto, la Colección de Fotografía Alcobendas o la muestra de Premio Pulitzer en Periodismo Javier Bauluz.

La alcaldesa ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la inauguración una nueva exposición titulada "Las utopías de Gilbert Garcin", compuesta por 83 obras de este fotógrafo francés que realiza composiciones en las que juega con lo evidente y lo enigmático.

El trabajo fotográfico de Garcin se basa en el fotomontaje, para lo cual utiliza prioritariamente técnicas analógicas.

En la mayor parte de sus fotografías aparece él mismo, y en ocasiones también su esposa, como protagonista de diversas situaciones que recurrentemente hacen alusión a personajes míticos como Sísifo o Ícaro.

Sus composiciones emplean una mesa como escenario, imágenes recortadas, algunos accesorios y un proyector de diapositivas, según una reseña de la organización.

El autor gráfico juega con estos elementos combinándolos de tal forma que construye composiciones de una sencillez esencial con las que transmiten fábulas, parábolas o aforismos.

Gilbert Garcin nació en La Ciotat, en la región de Provenza (Francia), en 1929 y comenzó su carrera artística en 1995, a los 65 años, después de participar en el Festival Rencontres d'Arles, donde asistió a talleres con diversos fotógrafos, entre los que destaca Pascal Dolemieux.

"Garcín es un ejemplo vital por su capacidad para saber exprimir cada etapa de la vida ya que no fue hasta su jubilación cuando descubrió esa pasión vital por la fotografía que incluso él mismo desconocía", ha declarado Mariví Monteserín.

A pesar de haber comenzado su trayectoria fotográfica a una edad avanzada, Garcin ha publicado varios libros y ha presentado su obra en más de cien exposiciones individuales, así como en decenas de exposiciones colectivas, en países como Francia, Grecia, Portugal, Cuba, Estados Unidos, Brasil, Canadá, Hungría y España entre otros.