El Comercio

Avilés, 18 may (EFE).- El Juzgado de lo Social número 2 de Avilés ha estimado parcialmente la demanda formulada por la Unión de Sindicatos Independientes del Principado de Asturias (USIPA) frente al Ayuntamiento solicitando la anulación de los servicios mínimos establecidos en la reciente huelga convocada por las educadoras infantiles.

Por otra parte, desestima la petición indemnizatoria de 5.000 euros formulada en la demanda y advierte a las partes de que contra esta resolución podrán interponer recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

La petición de anulación del acuerdo se argumentaba en que se había vulnerado el derecho fundamental a la huelga, al haberse adoptado los servicios mínimos de forma unilateral por parte del Ayuntamiento de Avilés y por considerarlos, además, excesivos.

La resolución judicial recuerda que el Tribunal Constitucional ha considerado inconstitucional la atribución exclusiva al empresario de la designación de los trabajadores concretos que deben efectuar dichos servicios, debiendo participar también en esa decisión el comité de huelga.

Las trabajadoras de las tres escuelas del tramo de cero a tres años habían planteado un calendario de huelga para pedir, entre otras cosas, su inclusión en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento.