El Comercio

Oviedo, 18 may (EFE).- Más de un millar de personas han participado hoy en Oviedo en la manifestación contra los recortes en la enseñanza concertada, que ha discurrido por la calle Uría mientras tenía lugar en la Plaza de España una concentración convocada por la educación pública para reivindicar una mejora de las condiciones laborales.

Las organizaciones CONCAPA, Escuelas Católicas, CECE, OTECAS, USO y FSIE han convocado la manifestación, que ha transcurrido con la presencia de más de un millar de asistentes colocados tras una pancarta de cabecera de grandes dimensiones en la que podía leerse: "Sí a la enseñanza concertada en igualdad y libertad".

La marcha, tras arrancar ante la estación de Renfe, ha recorrido la calle Uría hasta concluir en la plaza de la Escandalera, con varias pancartas reivindicativas de algunos de los centros educativos afectados por el recorte de unidades anunciado por la Consejería de Educación.

Además, los manifestantes han coreado gritos reivindicativos como "concertada, discriminada", que han repetido en distintos momentos de la protesta.

Las organizaciones convocantes defienden que este tipo de enseñanza es una "garantía de libertad", por la que optan más de 30.000 alumnos, y piden que se respeten a las familias que eligen los centros concertados.

Reclaman el derecho de los alumnos a recibir las mismas dotaciones de la administración que aquellos que optan por un centro público, y entienden que no debe haber discriminación ni desigualdad en la distribución de recursos.

Ante el descenso demográfico en Asturias, solicitan que se garantice el empleo de los afectados por la reducción de unidades, y que se utilicen los medios existentes para mejorar la calidad de la enseñanza.

Además, exigen que se abra un proceso de diálogo y negociación con la educación concertada, en la que se reconozca su importancia como garante de la libertad de enseñanza y transmisora de valores humanos.

Por su parte, la movilización convocada por los sindicatos docentes SUATEA, ANPE, CSIF, CSI, UGT-Enseñanza Asturias y CCOO ha reunido ante la sede de la Consejería de Educación a trabajadores de la enseñanza pública para reivindicar la apertura de un proceso de negociación para mejorar las condiciones laborales.

Así, han reiterado sus quejas por la actitud de la Consejería a la que critican que se muestre "inoperante" respecto a las exigencias sindicales relativas a los recortes de los últimos años.

Entre las reivindicaciones de la enseñanza pública, destaca la referida a que ante un decreto es el mismo para todo el territorio nacional, Asturias sea la única comunidad que tiene 29 sesiones entre lectivas y complementarias, lo que genera problemas en los centros para realizar apoyos o desdobles de profesorado.

También lamentan el incumplimiento de los acuerdos de plantilla docentes, y hacen especial hincapié en la educación primaria, donde consideran que debería haber un especialista por cada unidad para las tutorías, pero debido a la falta de profesorado, especialistas en otras áreas se ven obligados a asumir una tarea que no les corresponde.