El Comercio

Oviedo, 19 may (EFE).- El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha afirmado hoy que ha actuado con la mayor "objetividad y flexibilidad" posible en la reducción de unidades que han afectado a los centros concertados.

Alonso se ha referido hoy, durante la presentación de los proyectos de los IES de La Florida y La Corredoria II, a las manifestaciones celebradas ayer en Oviedo por parte de la educación concertada y pública.

Respecto a la movilización de la educación concertada, el consejero se ha mostrado "satisfecho" con el rigor y la prudencia con la que han actuado, y ha destacado la flexibilidad que han tenido a la hora de mantener centros que estaban "por debajo de los niveles mínimos".

Ha declarado que estos centros "no pueden pedir más unidades cuando hay menos alumnos", y ha negado cualquier tipo de recorte, ya que para que fuese un recorte deberían haber eliminado líneas con el mismo número de alumnos, y no ha sido este el caso.

En lo referente a la manifestación de la educación pública, Alonso ha entendido su postura, pero ha señalado que mientras esté vigente el Real Decreto tendrán "impedimentos" para rebajarlo, y, respecto a los intentos de otras comunidades para modificarlo, ha apuntado que prefieren ser "prudentes".