El Comercio

Oviedo, 19 may (EFE).- El presidente del Principado, Javier Fernández, ha anunciado hoy el nombramiento del economista Roberto Fernández Llera para sustituir al dimitido Carlos Monasterio en la comisión de expertos sobre financiación autonómica y ha alertado de las consecuencias del acuerdo entre el PP y el PNV sobre el resultado de la revisión del modelo para el resto de comunidades.

Fernández Llera, miembro de la Red de Investigadores en Financiación autonómica y Descentralización financiera en España (RIFDE), sustituirá a Carlos Monasterio, que el pasado 12 de mayo presentó su renuncia como miembro de esta comisión por el acuerdo del cupo vasco alcanzado entre el Gobierno y el PNV, y en el que -según criticó- no se tuvo en cuenta la opinión de este órgano.

Fernández ha hecho este anuncio durante su respuesta a una pregunta en el pleno de la Junta General del portavoz de IU, Gaspar Llamazares, sobre la repercusión que puede tener la revisión del cupo vasco en la negociación del futuro sistema de financiación para las comunidades de régimen común como Asturias.

Para el jefe del Ejecutivo, el acuerdo con el PNV, que supone la devolución a Euskadi por parte del Estado de 1.400 millones por los retrasos acumulados desde 2007, se ha llevado a cabo sin claridad ni transparencia" sobre el cálculo del cupo, lo que convierte a esta prerrogativa constitucional "en un arcano o caja negra".

Así, ha pedido "transparencia" y que se den a conocer los "mecanismos" por los que se ha realizado este cálculo, "en la medida en que puede afectar a la suficiencia" de la financiación del resto de comunidades autónomas para atender los servicios que prestan.

Por su parte, Llamazares ha atribuido la revisión realizada por el Ejecutivo central a "un Gobierno débil que trata de tapar sus vergüenzas", ha advertido de que el acuerdo es "insostenible" e "impacta directamente sobre el sistema de financiación del resto".

Fernández, que preside además la gestora que dirige el PSOE, ha aprovechado además el turno de preguntas para acusar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de actuar "como la madrastra de Blancanieves" al ofrecer al PSOE una "manzana envenenada" como la moción de censura e interferir así en su proceso de primarias.

El jefe del Ejecutivo ha reprochado en su respuesta al portavoz morado, Emilio León, su intento de interferir en los procesos de otros partidos cuya vida interna ha comparado con la de un monasterio en la que, pese a la dureza de los votos de abstinencia, pobreza o silencio, "siempre lo más difícil es la vida en común".

León le había planteado en su pregunta si compartía las afirmaciones de Rodríguez-Vigil, que esta semana pidió no "malignizar" la emigración y advirtió de que "aún queriéndola mucho, mejores que Asturias hay muchos sitios en el mundo".

Según el portavoz morado, Fernández debe plantearse con qué consejeros cuenta dado que Vigil forma parte del Consejo Consultivo "donde cobra 67.000 euros al año, cuatro veces más que el salario medio en Asturias" y da opiniones "preocupantes" como la relativa a la emigración con las que, a su juicio, confunde la filosofía cosmopolita con vivir fuera y acaba pecando de "cosmopaleto".

En su respuesta, Fernández ha señalado que las opiniones del ex presidente son "una cuestión suya", que las transmite "a su buen saber y entender" y que no forma parte del PSOE dado su carácter de miembro del Consejo Consultivo, pero que, aunque lo fuera, nunca coartaría su libertad "para decir lo que le parezca oportuno". EFE

Tras recordar que el ex presidente reúne todos los requisitos para formar parte del Consejo Consultivo y que lo que se le debe pedir es que asesore convenientemente los dictámenes de ese órgano, Fernández ha lamentado que pidiera también la comparecencia de sus sucesores -Antonio Trevín y Vicente Álvarez Areces-, que declinaron acudir, "y a los que, antes de llamarlos, ya estaban insultando".

Trevín y Areces, ha apuntado, no quisieron participar en el "circo" de Podemos a cuyo portavoz ha pedido también qué piense en las personas de las que se rodea para mencionar de forma explícita al secretario general de su partido, Daniel Ripa, -"antes nacionalista aragonés y ahora nacionalista asturiano"- y del que ha afirmado: "le gusta más una hoguera que una tiza a un tonto".