El Comercio

Avilés, 19 may (EFE).- Los sindicatos CCOO, UGT y CGT de Saint Gobain han llegado hoy a un principio de acuerdo con la dirección de la multinacional tras mantener varias reuniones en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), que ahora deberán ratificar las plantillas de las fábricas de Avilés y Tarragona.

El preacuerdo daría al convenio colectivo una vigencia de dos años y plantea una subida salarial para el presente año de un 1,6 por ciento, y de un 1,4 por ciento para 2018, además de una revisión con carácter retroactivo a 1 de enero y actualización de todos los conceptos al IPC real, han informado los sindicatos en un comunicado conjunto.

Además, se contempla la inclusión de una cláusula de descuelgue para la revisión salarial, que sólo se aplicará en caso de resultados de explotación negativos, y garantizará como mínimo el 90 por ciento de la revisión.

El principio de acuerdo recoge una reducción de la jornada anual en 8 horas en 2018 y el establecimiento de un contrato relevo obligatorio para la empresa.

Además, se contempla un plus para los sábados de dos euros la hora y la creación de otro para la jornada partida de 0,557 euros la hora.

Entre otros aspectos, el acuerdo, que será sometido a la consideración de los trabajadores, contempla incluir un plus de asistencia en el cálculo para el complemento de vacaciones.

Los sindicatos habían convocados paros de cuatro horas por turnos a partir del próximo 25 de mayo y de forma indefinida en las dos plantas españolas de Avilés y Tarragona ante la falta de avances que había en la negociación del nuevo convenio colectivo.

De ratificarse este acuerdo, los sindicatos levantarían ese calendario de paros.