El Comercio

León, 20 may (EFE).- La Organización de Productores de Leche (OPL) ha denunciado hoy nuevamente ventas a pérdidas en determinadas empresas de distribución como Alimarket y la industria de envasados Reny Picot, en Asturias, en las que los ganaderos han encontrado leche "a un precio de regalo".

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) propuso 56 sanciones en 2016 sobre todo por incumplimiento de los plazos de pago (12,50%) y por la ausencia de contratos en las transacciones (82,14%) en sectores como el lácteo, que acaparó casi el 93% de unas multas.

"Multas que solo se harán efectivas cuando las comunidades autónomas lo decidan", ha explicado la OPL en un comunicado.

En este informe, se constata, además, que el mayor número de denuncias se concentra, a su vez, en la venta a pérdidas, "una práctica que nos impide a los productores cubrir costes".

"Por enésima vez consecutiva, tenemos que recordar que de este modo no se está cumpliendo el acuerdo firmado el 23 de septiembre de 2015, en el que industria, distribución y Ministerio de Agricultura mostraron su supuesto compromiso, para trabajar por la estabilidad del mercado de la leche", ha señalado la OPL.

Además advierten de que "van dos años ya de un supuesto acuerdo en el que los intervinientes se comprometían, principalmente, a no banalizar el producto y darle su justo valor en la cadena, cosa que con 'promociones' u 'ofertas' como ésta ni mucho menos se cumple y son vergonzosas".

La OPL ha advertido que seguirá denunciando estas prácticas y exigiendo las correspondientes sanciones por parte de los organismos pertinentes "si es que hay alguno o por lo menos del consumidor, que es el único que parece escuchar".