El Comercio

San Fernando de Henares , 19 jun .- El ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos ha afirmado que en sus cuatro años como ministro de Fomento "jamás" recibió "ninguna llamada ni ninguna indicación relacionada con adjudicaciones de concursos", ni tampoco los altos cargos que dependían de él.

Así lo ha dicho durante su declaración como testigo en el juicio de Gürtel a petición del extesorero del partido Luis Bárcenas como supuesto perceptor de comisiones de la trama liderada por Francisco Correa, un papel que la Policía le atribuye a raíz de las siglas "PAC" que figuran en la contabilidad B de la red corrupta.

A preguntas del abogado de Bárcenas, Cascos ha asegurado que en su periodo de ministro de Fomento (2000-2004) nunca recibió indicaciones para favorecer a determinadas empresas, y tiene la "certeza" de que los altos cargos que dependían de él tampoco "recibieron ninguna llamada de la Tesorería general para tomar ningún tipo de decisiones ni ningún tipo de referencias".