El Comercio

Oviedo, 19 jun (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha confirmado una pena de un año de prisión para el propietario de un club de alterne, situado en la zona del Camino de la Vega de Gijón, por no dar de alta en la Seguridad Social a parte de las trabajadoras.

El alto tribunal asturiano ha confirmado la sentencia previa dictada el pasado mes de enero por la Audiencia Provincial.

Dicho fallo consideraba probado que once de las dieciocho trabajadoras del local no estaban dadas de alta en la Seguridad Social.

La nueva sentencia de la Sala Civil y Penal del TSJA desestima en su totalidad el recurso presentado por la representación legal de la defensa.