El Comercio

Madrid, 19 jun (EFE).- La primera jornada de paros intermitentes de las tres convocadas para esta semana por los sindicatos de estibadores se desarrolla con un seguimiento casi total, con respeto a los servicios mínimos y con más actividad que en la huelga ininterrumpida de 48 horas.

Anesco, la patronal de la estiba, tiene previsto enviar mañana, martes, a los sindicatos una nueva propuesta para intentar acercar posturas después de rechazar el viernes la que habían planteado los representantes de los trabajadores al considerar que no se ajustaba a la legislación.

Si las partes no llegan a un acuerdo, están previstos cuatro paros intermitentes de 48 horas para la última semana de junio y la primera de julio.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha vuelto a incidir hoy en el riesgo de que las empresas navieras desvíen definitivamente el tráfico desde los puertos españoles a otros países.

De la Serna ha explicado en Valencia que Maersk, la mayor naviera del mundo, ya ha anunciado que busca puertos alternativos en Europa y África "para desviar 35.000 movimientos a la semana", lo que supondría "llevarse el 75 % de la actividad de forma definitiva" desde Algeciras.

"La principal amenaza, que hoy es ya una realidad, es el hecho de que algunas de estas compañías hayan anunciado el desvío permanente y definitivo, para no volver, de parte de los movimientos que hacen en los puertos", ha afirmado.

Maersk ha informado a Puertos del Estado de su voluntad de trasladar 150.000 movimientos a Tánger y no incrementar los 350.000 movimientos previstos en Algeciras .

El puerto gaditano vive hoy una nueva jornada de paros intermitentes con un seguimiento total, aunque se registra mayor actividad que en anteriores días de huelga, según han indicado a Efe fuentes sindicales.

A pesar del amplio seguimiento, durante las horas fijadas para trabajar se está operando con normalidad en las dos terminales algecireñas y se cumplen los servicios mínimos establecidos.

Tres de los portacontenedores cuya escala en Algeciras estaba prevista ayer no llegaron a atracar en las instalaciones portuarias y otros dos que sí lo hicieron tienen prevista su salida hoy, según ha informado en su web la naviera danesa Maersk.

En el puerto de Barcelona, se están cumpliendo los servicios mínimos con normalidad y se están formando largas colas de camiones como consecuencia de la huelga, según fuentes del Puerto de Barcelona y de los sindicatos.

En Valencia, los estibadores secundan al cien por cien los paros, aunque se trabaja con normalidad en las horas pares.

La totalidad de los estibadores del Puerto de Bilbao están secundando la huelga.

Los estibadores se han concentrado, al igual que en otras jornadas, frente al edificio de Bilbaoestiba con pancartas en contra de la reforma de la estiba y han lanzado petardos y encendido bengalas.

En Santander, todos los estibadores de servicio han vuelto a respaldar hoy la huelga.

Los paros intermitentes afectarán a cuatro de los cinco buques que han solicitado servicio de carga y descarga en el Puerto de Santander, un barco que transporta fertilizantes, otro con material eólico, uno con sacas de sulfato y una embarcación con azúcar a granel de mercancía.

Los estibadores de los puertos de Avilés y Gijón secundan también al cien por cien la nueva jornada de paros.

Fuentes sindicales han asegurado que "los ánimos están bien y la gente está convencida de que mañana se acercarán posturas" con la patronal Anesco.

En Cartagena, como ha ocurrido en las anteriores jornadas de huelga, la convocatoria está transcurriendo sin ninguna relevancia, ya que la mayoría de los trabajos de estiba los realizan empresas de trabajo temporal.