El Comercio

Oviedo, 20 jun (EFE).- El presidente de Caja Rural Asturias, José María Quirós, ha afirmado hoy que desde su entidad son "prudentemente optimistas" respecto al proceso de recuperación económica del país.

Quirós ha presentado hoy las cuentas del año a los socios de la entidad financiera en la Asamblea General junto al director general de Caja Rural Asturias, Fernando Martínez Rodríguez, así como las previsiones para el próximo ejercicio.

Caja Rural cerró el año con un beneficio de 20,7 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,5 por ciento respecto a 2015.

Para el presidente ha sido un ejercicio "difícil" pero que han logrado resolver con "profesionalidad y vigor", y ha apuntado que han logrado unos beneficios "de los más altos en la historia de la caja".

Además, ha señalado que son "prudentemente optimistas" respecto al proceso de recuperación económica del país, y que las previsiones para el próximo ejercicio son "ambiciosas".

En lo referente a las cláusulas suelo, Quirós ha declarado que es un problema "superado", ya que la entidad las suprimió en diciembre de 2015 y ha cumplido con su responsabilidad en materia de devoluciones.

Por otra parte, ha explicado que crearán una red de oficinas específica para las pequeñas y medianas empresas, cuyo objetivo es "potenciar la actividad con las empresas".

Por último, ha anunciado que no contemplan el cierre de oficinas, aunque sí una regulación de horarios en aquellas que cuenten con poca actividad, con la intención de "mejorar la eficiencia".