El Comercio

Oviedo, 20 jun (EFE).- El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, ha afirmado hoy que, "por el momento", no ve "indicios suficientes" que aconsejen abrir una "investigación formal" interna sobre el despliegue de la red troncal occidental por parte de la empresa pública de telecomunicaciones, Gitpa.

En respuesta a una pregunta formulada en la Comisión de Industria de la Junta General por el diputado regional del PP José Agustín Cuervas-Mons, Pola ha asegurado que los diferentes informes elaborados hasta ahora por la secretaría técnica constatan que no ha habido "menoscabo" económico para la administración autonómica.

El consejero ha precisado que se está realizando una "completa revisión de todos los expedientes" relacionados con la ejecución de la infraestructura y ha insistido en que una "investigación formal adicional no aportaría grandes novedades respecto a las verificaciones y análisis de procesos que se están llevando a cabo".

A este respecto, ha recordado que la Consejería ya trasladó en su día al juzgado las "aparentes irregularidades" detectadas en la ejecución del contrato y que el personal de su Departamento ha colaborado de forma activa con la comisión parlamentaria de investigación que inició sus trabajos el pasado año.

Cuervas-Mons, quien ha remarcado que Gitpa facturó el doble de kilómetros de los previstos en el proyecto de la red de acuerdo a informes técnicos de la propia Consejería, ha dicho echar en falta una investigación interna que aclare posibles responsabilidades políticas, al margen de la judicial que busca "responsabilidad delictiva".

El parlamentario popular ha pedido al nuevo consejero un "cambio de actitud" respecto a sus predecesores Graciano Torre y Francisco Blanco, que a su juicio "miraron para otro lado".

"No incurran en el mismo error. Espero que investiguen las irregularidades puestas de manifiesto", ha pedido Cuervas-Mons.

Pola ha reiterado que su intención es "esclarecer en la medida de lo posible" las posibles irregularidades y por ello mantendrá el "debido rigor".